Conecta con nosotros

Sucesos | Madrid

Piden un año de cárcel para los inquilinos de un piso de Villaverde que se negaron a abrir la puerta a policías

cárcel inquilinos Villaverde

  • Uno de los acusados llegó a escupir a un funcionario, al tiempo que le decía «te voy a pegar el Covid»

EUROPA PRESS – La Fiscalía de Madrid solicita un año de cárcel para los cinco inquilinos de una vivienda de Villaverde que se negaron a abrir la puerta de su domicilio después de que agentes de la Policía Nacional hubiera recibido una llamada donde se les informaba de que en su interior se oían los gritos de una señora que pedía «auxilio» y los sollozos de un niño.

En la instrucción del caso, los dos agentes que intervinieron en el operativo estuvieron investigados por un delito de allanamiento de morada, pero finalmente se archivó la causa contra los policías y se acordó procesar solo a los moradores.

El juez consideró que la actuación policial estaba motivada por la llamada de una vecina que oyó gritos de mujer y de un niño. En esas fechas, estaban vigentes las restricciones de movilidad y reunión con motivo del estado de alarma por la pandemia.

Ahora, el fiscal imputa a los inquilinos un delito de atentado y dos de lesiones. Los hechos se produjeron el 9 de diciembre de 2020 sobre las 5.30 horas de la madrugada en un piso situado en la calle Pan y Toros, en el distrito de Villaverde.

Según el fiscal, los cinco acusados se encontraban en el domicilio donde sobre las 5.30 horas se personaron varios agentes de la Policía Nacional «debidamente uniformados» tras haber recibido una llamada en la que se alertaba de que había una señora que gritaba y un niño llorando en el interior de dicha vivienda.

Los agentes, «con la finalidad de garantizar su seguridad», llamaron a la puerta. Nadie le abrió a pesar de que insistieron en «numerosas» ocasiones.

INSULTOS A LOS AGENTES

Finalmente L. D. M. G. Accedió a abrir y le pidieron información sobre la posible estancia en la vivienda de una mujer y un niño, pero «al verlos, con ánimo de menoscabar el principio de autoridad, se mostró chulesco y poco colaborador, no facilitando la información sobre las personas que se hallaban en el interior y su estado, temiendo los agentes que se tratara de un suceso de violencia de género o doméstica».

Al pedirle los agentes que se identificara les dijo: «no me sale de la polla daros mi documentación, estoy en mi casa y aquí no vais a entrar, no tengo que daros más explicaciones».

A continuación los policías le manifestaron que solo querían comprobar cómo se encontraba la señora que estaba en el interior, a lo que el acusado les respondió: «me suda los cojones maderos de mierda, no te voy a dar nada y en mi casa no entráis, os pongáis como os pongáis, y porque tenéis pistola, yo también puedo conseguir una, ya os buscaré».

Dada la imposibilidad de acceder a la vivienda y garantizar la seguridad de la mujer y el niño, los agentes observaron que había varios varones en el interior de la vivienda, «quienes también se dirigieron a los agentes con expresiones similares, todos ellos en actitud agresiva».

En ese preciso instante los agentes solicitaron apoyo policial pero, al comprobar los acusados que acudían más policías, comenzaron a lanzar botellas de vidrio desde una de las ventanas de la vivienda hacía la calle.

Al mismo tiempo, siempre según el relato de los Fiscalía, los acusados, «con la finalidad de evitar que el resto de agentes accedieran a la vivienda», continuaron dirigiendo expresiones a los agentes con el ánimo de amedrentarles, tales como «si tenéis cojones entrad aquí, que alguno va al hospital, pedazo de perros, preparaos por si entran, coged lo que pilléis que les matamos, no saben quiénes somos, ya estuvimos detenidos todos y no nos pasó nada».

Debido a los gritos varios vecinos salieron a los rellanos del edificio y, al decirles los agentes nuevamente que se identificaran y que su actuación podría ser constitutiva de delito, les manifestaron «mira lo que me importa tu puto código penal, hijo de puta».

En ese preciso instante los acusados trataron de cerrar la puerta de la vivienda pero pillaron el pie de los de los agentes y, «pese a ser conscientes de esta situación y de que podrían lesionar la integridad física del agente, procedieron a empujar la puerta».

Otro de los agentes, para tratar de lograr que los acusados cesaran en su acción, usó un spray de gas pimienta, «consiguiendo de este modo que se retiraran momentáneamente y que pudiera liberar el pie el agente».

Posteriormente los acusados abrieron de nuevo la puerta, momento en el que uno de ellos aprovechó para propinar una patada en su pierna izquierda al agente que había echado el spray, «cerrando a continuación, continuando todos los acusados desde el interior de la vivienda, profiriendo insultos y amenazas a los agentes similares a los anteriormente referidos».

Dado que los acusados persistían en su idea de denegar el acceso a la vivienda, «y dada su agresividad», se personó en el lugar de los hechos otro indicativo que desde la calle escuchó como una señora, desde una de las ventanas de la vivienda gritaba pidiendo auxilio.

Para garantizar la seguridad de la persona que solicitaba ayuda, «trataron de acceder empujando la puerta con un ariete, lo que motivó que se desencajara de su marco». Al no poder acceder al interior de la vivienda «puesto que los acusados seguían empujándola desde el interior», les solicitaran de nuevo que les permitieron el acceso, «para la plena identificación de los ocupantes».

Fue entonces cuando los acusados les permitieron en el acceso al interior de la vivienda y los agentes, «utilizando la fuerza imprescindible», redujeron y engrilletaron mientras forcejeaban y lanzaban puñetazos y patadas.

Uno de ellos llegó a escupir a un funcionario, al tiempo que le decía «te voy a pegar el Covid» y propinando todos ellos durante el traslado patadas a las mamparas de los vehículos policiales, sin que llegaran a causar daños en los mismos.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sucesos | Madrid

Primera prisión permanente revisable a un miembro de una banda latina por asesinar a un menor en 2016

MADRID.-Primera prisión permanente revisable a un miembro de una banda latina por asesinar a un menor en 2016

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado por primera vez a un miembro de una banda latina a prisión permanente revisable por el asesinato de un menor el 25 de septiembre de 2016 en Puente de Vallecas.

En la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, se condena a Adrián G. S., alias ‘Plátano’ y miembro de los trinitarios, a dicha pena privativa de libertad por un delito de asesinato, otro en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas. Se trata de la primera condena a esta pena en el ámbito de las bandas latinas en la Comunidad de Madrid.

A otros ocho procesados se les condena a penas de entre 15 años y seis meses de cárcel y cuatro años y tres meses de cárcel por delitos de asesinato intentado y tenencia ilícita de armas. A otros dos acusados se les pena solo por pertenencia a organización criminal.

El crimen del menor de 17 años tuvo lugar en una plaza de Puente de Vallecas cercana a la esquina entre la avenida de la Albufera y la calle del Puerto de Monasterio. Según las pesquisas, los acusados habrían planificado la agresión y de forma premeditada se acercaron a la plaza frecuentada por la banda de Los Ñetas provistos de armas blancas y otros objetos contundentes.

Se da la circunstancia de que en pleno juicio el presidente del tribunal ordenó el ingreso en prisión de siete de los nueve juzgados por la gravedad de los hechos. El primer día de la vista oral, se decretó el ingreso en prisión del cabecilla.

Además, y como ya sucediera en anteriores sentencias de la misma naturaleza, se decreta la disolución de la banda juvenil ‘Los Trinitarios’.

Según el relato que expuso la Fiscalía durante la celebración de la vista oral y se recogía en su escrito de acusación, en septiembre de 2016, cuatro acusados, todos ellos miembros activos de la banda juvenil citada, estaban en las inmediaciones de la Plaza María Paz Unciti junto a las otras cinco personas procesadas.

Pese a que el grupo se dividía entre militantes activos de la banda y simpatizantes, la Fiscalía manifestó que todos ellos actuaban de mutuo acuerdo. Por lo que, cargados con machetes, cuchillos, navajas y botellas de cristal, se lanzaron hacia la banda rival, Los Ñeta «con absoluto desprecio hacia su vida e integridad física».

Según el Ministerio Público, lo hicieron de forma «organizada, rápida y sorpresiva» para evitar la capacidad de reacción de sus víctimas. Uno de los jóvenes de la banda rival, menor de edad, falleció a consecuencia de las puñaladas y otro resultó herido de gravedad.

Continuar leyendo

Sucesos | Madrid

Arrojan pintura en Cortylandia para protestar contra el modelo agroalimentario

pintura en Cortylandia

Cuatro activistas de Futuro Vegetal han arrojado pintura este jueves en el espectáculo infantil Cortylandia, situado en el centro de Madrid, para protestar contra el modelo agroalimentario porque consideran que «es responsable directamente de la emergencia climática actual».

Para ello han utilizado extintores modificados para pintar de rojo y negro este parque infantil a primera hora de este jueves, exigiendo «el fin de las subvenciones a la industria ganadera y el empleo de ese dinero para una transición a un sistema agroalimentario basado en plantas que sea social y ecológicamente responsable».

«No pueden vender una imagen familiar mientras dañan el futuro de nuestras hijas, no queremos más lavados de cara», ha manifestado uno de los activistas. «Las instituciones y las corporaciones tienen que asumir su responsabilidad y el daño que han hecho a nuestro planeta, necesitamos acciones contundentes ya», ha sentenciado.

Tras lo ocurrido, El Corte Inglés realizará trabajos de limpieza para devolver a la normalidad un espectáculo infantil, que tiene una tradición de más de 35 años. «Los daños solo han sido estéticos debido a la pintura que ha arrojado un grupo de personas contra este espectáculo infantil. La situación es de normalidad, por lo que se mantendrán los pases previsto en Cortylandia desde las 12 horas de hoy jueves», han indicado a Europa Press fuentes de la compañía.

Continuar leyendo



Más Leídas