Conecta con nosotros

Sanidad | Madrid

La Real Casa de Correos volverá a transformarse en un punto masivo de donación de sangre el viernes y el sábado

EUROPA PRESS – La Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, volverá a convertirse en un punto masivo de donación de sangre este viernes y este sábado, como ya hiciera tras la borrasca Filomena, con el objetivo de aumentar las reservas de cara a verano.

Así, según ha explicado la Comunidad en un comunicado, se desplegarán 16 puestos de donación que estarán activos de forma simultánea cada jornada.

Los ciudadanos que quieran acudir a donar colaborando de forma solidaria en esta campaña extraordinaria, deberán acceder a las instalaciones por la calle San Ricardo. Este macropunto de donación de sangre abrirá el viernes a las 10 horas y el sábado, una hora antes, a las 9 horas, y funcionará de forma ininterrumpida hasta las 20 horas ambos días.

El objetivo es conseguir 3.000 donaciones de sangre tanto a través del dispositivo especial organizado en la sede de la Comunidad de Madrid como del resto de puntos de donación activos en la región: 28 hospitales públicos, unidades móviles, el Centro de Transfusión y la sala de Cruz Roja de la calle Juan Montalvo, 3.

De esta forma, se espera alcanzar un nivel óptimo de reservas de sangre para afrontar el verano, periodo en el que tradicionalmente se registra un descenso en las donaciones de sangre como consecuencia de las vacaciones y los desplazamientos de la población a otros destinos.

DISPOSITIVO EXCEPCIONAL POR EL TEMPORAL FILOMENA

En total, las donaciones de sangre registradas desde febrero de este año han supuesto 7.500 bolsas menos en comparación con el mismo periodo de 2019.

El pasado mes de enero la Comunidad de Madrid ya habilitó un dispositivo excepcional en la Real Casa de Correos debido al temporal de nieve Filomena, con una respuesta espectacular por parte de la ciudadanía. Si bien la demanda hospitalaria ha sido menor, desde hace semanas no ha dejado de crecer.

Las donaciones diarias, sin embargo, han ido bajando progresivamente hasta situarse en una media de 650 por día, frente a las 900 que necesita la Comunidad de Madrid para afrontar las necesidades de los centros sanitarios y mantener las reservas en estado óptimo.

La pandemia de Covid-19 y las medidas preventivas que se han ido estableciendo para hacerle frente han afectado a las donaciones de sangre que se obtienen tanto en los hospitales como en las unidades móviles.

En el caso de los centros hospitalarios, las restricciones en el acompañamiento y visitas de los pacientes han supuestos una disminución en el número de potenciales donantes y, además, la supresión de las tradicionales maratones de donación que acogían periódicamente ha impedido la obtención de 10.000 bolsas de sangre extras al año.

En cuanto a las unidades móviles, la eliminación o restricción de la enseñanza presencial en las universidades y el teletrabajo han impedido o reducido significativamente las colectas que se realizaban en estos ámbitos. Y con la ausencia de la Campaña de Metro se dejaron de obtener otras 3.000 donaciones.

Aunque desde el Centro de Transfusión se han llevado a cabo campañas como la reciente ‘Semana de la donación. Tu hospital te necesita’, desarrollada del 14 al 18 de junio, que han ayudado a mejorar las reservas de sangre, es necesario un impulso más para recuperar su nivel óptimo con vistas al periodo estival.

DONAR SANGRE, UN ACTO SEGURO

El Centro de Transfusión ha recordado a los madrileños que los puntos de donación de sangre habilitados en la región son espacios seguros que cuentan con las debidas medidas de protección y seguridad. Los requisitos generales para colaborar son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos y tener buena salud.

Como medida preventiva, aquellas personas que hayan tenido síntomas compatibles con el Covid-19 (fiebre, tos, problemas respiratorios etc…) o hayan estado en contacto con un paciente con infección confirmada, no deben acudir hasta pasados 15 días.

En el caso de las personas que hayan pasado el coronavirus, tampoco deben hacerlo hasta pasados 14 días de una PCR negativa o 28 días tras la desaparición total de síntomas.

En cuanto a las personas que hayan sido vacunadas, si tras pasar 48 horas no han tenido fiebre y se encuentran bien físicamente, también pueden contribuir al aumento de las reservas.

Si han tenido fiebre y ésta persiste pasadas las 48 horas, deben esperar 15 días, porque es posible que no tenga relación con la vacuna y esté vinculada a algún proceso infeccioso de otra índole.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sanidad | Madrid

La Paz coloca a una niña una consola cardíaca que le permite salir del hospital hasta el trasplante

La Paz niña consola cardíaca

El Hospital de La Paz ha colocado a una niña de 13 años una consola cardíaca que le permite salir del hospital hasta el trasplante, lo que convierte al centro hospitalario en el primero de España en colocar este tipo de paratos para mejorar la vida de los pacientes con una miocardiopatía restrictiva, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Hasta ahora, estos dispositivos tenían un peso de 80 kilos, lo que limitaba la movilidad. Esta nueva consola, con solo nueve, no solo mejora la calidad de vida de los pacientes, sino que también les permite mantenerse activos y llegar a la intervención quirúrgica en un mejor estado físico.

Este aparato, que ha sido implantado en 85 personas a nivel mundial, supone una mejora muy significativa en su rehabilitación y un primer paso para que en un futuro próximo puedan ser, incluso, manejados en el domicilio a la espera de recibir el nuevo órgano.

La Paz, el hospital de España que más trasplantes pediátricos realiza, también fue el primer centro del país que utilizó en 2006 un sistema artificial en un paciente pediátrico.

43 CORAZONES ARTIFICIALES EN NIÑOS

Desde entonces este centro de la red pública de la Comunidad de Madrid ha implantado 43 corazones artificiales en niños. Los dispositivos de asistencia ventricular se utilizan para mantener al enfermo crítico en una situación estable como puente al trasplante cardiaco. Este aparato ayuda a bombear la sangre desde el corazón en casos de insuficiencia cardíaca severa.

La paciente, una niña de 13 años, padece una miocardiopatía restrictiva, cuyo origen es una mutación genética que implica una alteración en una de las proteínas implicadas en la contracción de la fibra muscular cardiaca.

Aunque nació con esta patología, ha llevado una vida normal hasta enero de este año. Hace unos meses ingresó por insuficiencia cardiaca grave, pero la hipertensión pulmonar limitaba la realización del trasplante cardiaco.

El equipo médico de La Paz apostó por implantar este dispositivo, que es una bomba pulsátil que se conecta al órgano enfermo, a través de unos tubos por los que circula la sangre, y que sustituye la función de su corazón, normalizando la circulación. Gracias a ello, la hipertensión pulmonar mejoró y finalmente la niña está incluida en la lista de trasplante cardiaco.

Continuar leyendo

Sanidad | Madrid

Más de 100 pacientes con cáncer de próstata reciben un tratamiento del Ramón y Cajal con un nuevo hidrogel radiopaco

MADRID.-Más de 100 pacientes con cáncer de próstata reciben un tratamiento del Ramón y Cajal con un nuevo hidrogel radiopaco

Un total de 105 pacientes con cáncer de próstata han recibido un tratamiento del servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Ramón y Cajal con el nuevo hidrogel radiopaco, que reduce los efectos secundarios que la radioterapia pueda producir.

Este nuevo protocolo se puso en marcha en octubre de 2020 y, desde entonces, se han tratado los casos a través de la colocación de un hidrogel espaciador radiopaco entre la próstata y el recto lo que contribuye a disminuir de manera significativa los posibles efectos secundarios que la radioterapia pueda producir en el mismo.

«La implantación de dicho protocolo ha sido posible gracias al trabajo de un gran equipo multidisciplinar compuesto por el servicio de Oncología Radioterápica, Anestesiología y Reanimación, Radiofísica y profesionales de enfermería», ha subrayado el centro hospitalario en un comunicado.

Según la jefa de sección de Braquiterapia del Servicio de Oncología Radioterápica y Personal Investigador Clínico Asociado del IRYCIS, Asunción Hervás, esta técnica permite a los pacientes que se someten a tratamiento radioterápico conservar una mejor calidad de vida después del mismo. Además, agiliza el flujo de trabajo ya que su radiopacidad permite planificar directamente en TAC reduciendo la necesidad de tener que hacer una RM.

MÁS PRECISIÓN Y MENOR TOXICIDAD

La radioterapia es un pilar fundamental en el tratamiento del cáncer de próstata y, debido a los grandes avances tecnológicos en los últimos años, tanto de la radioterapia externa como de la braquiterapia, las guías de práctica clínica internacionales y nacionales (ASTRO, ESTRO y SEOR) recomiendan como una de las opciones de tratamiento esquemas de hipofraccionamiento moderado y también hipofraccionamiento extremo.

Esta reducción de los tiempos de tratamiento ha supuesto una gran ventaja durante la pandemia, al reducir las visitas al Hospital Universitario Ramón y Cajal y agilizar el proceso de tratamiento reduciendo las posibilidades de contagio por COVID-19.

Este nuevo hidrogel radiopaco actúa creando una barrera física entre la próstata y el recto de aproximadamente 1,3 cm. El hidrogel, como su propio nombre indica, está compuesto mayoritariamente por agua lo que permite que, al cabo de 6 meses, se reabsorba por completo.

PIONEROS EN EUROPA

El Ramón y Cajal ha iniciado la técnica de hipofraccionamiento extremo mediante SBRT en 5 sesiones, a la vez que se ha implantado el protocolo de inserción del hidrogel espaciador radiopaco para permitir la administración del tratamiento de la manera más segura.

En octubre de 2020 se utilizó la primera versión del mismo, no visible en TAC y desde 2021 se empezó a utilizar la nueva formulación, con contraste yodado y visible en TAC, situando al servicio de Oncología Radioterápica que dirige la doctora Sonsoles Sancho García, a la cabeza de los hospitales europeos en utilizar este hidrogel visible en TAC.

Esta técnica se realiza en el quirófano de Oncología Radioterápica, bajo sedación profunda y es llevada a cabo por el oncólogo radioterápico bajo control ecográfico. El hidrogel se introduce en el paciente con ayuda de una fina aguja y se inyecta en el espacio entre la próstata y el recto; una vez dentro, el compuesto, inicialmente líquido, polimeriza para adquirir una textura de gel sólido que permanecerá así entre 3 y 6 meses.

«Con la colocación del hidrogel espaciador se consigue alejar la dosis de radiación de la pared rectal lo que conlleva una disminución en los posibles efectos secundarios en dicho órgano, con la consiguiente mejoría en la calidad de vida de los pacientes», ha recordado el centro hospitalario.

Continuar leyendo



Más Leídas