Conecta con nosotros

Sanidad | Comunidad de Madrid

El Hospital Rey Juan Carlos lanza proyecto que monitoriza actividad física de mayores con enfermedades oncohematológicas

EUROPA PRESS.- El Servicio de Geriatría de Hospital Universitario Rey Juan Carlos ha puesto en marcha un proyecto pionero para monitorizar la actividad física y hacer un seguimiento individualizado de los pacientes mayores con enfermedades oncohematológicas.

En el proyecto participan personas con edades superiores a los 70 años aquejadas de linfoma, mieloma múltiple o leucemia linfática crónica, entre otras patologías oncohematológicas. El objetivo es mejorar la adherencia a la prescripción de ejercicio físico que se les pauta desde el hospital.

«Se trata de pacientes que llegan a la consulta de Geriatría desde el Servicio de Hematología y en los que, tras una valoración de su estado físico, determinamos que este es ‘robusto’ –que están en forma y tienen muy buena reserva funcional– o ‘frágil’, lo que supone que tienen un leve deterioro de la reserva funcional», ha explicado la jefa asociada del Servicio de Geriatría del centro, la doctora Cristina González de Villaumbrosia.

En la práctica clínica habitual de este servicio hospitalario, a los pacientes frágiles se les realiza lo que se denomina «prehabilitación», que consiste en la prescripción de una serie de medidas, que se centran principalmente en la realización de ejercicio físico y recomendaciones nutricionales, para mejorar su condición física, de manera que tengan una mayor tolerancia a los tratamientos quimioterápicos y una mejor evolución de su enfermedad.

«En la consulta de Geriatría les dábamos unas pautas y una tabla de actividades que les sirviera de guía a la hora de realizar ejercicio físico, pero luego no hacíamos un seguimiento, y la percepción hasta ahora es que esas recomendaciones no se cumplían mucho», ha concretado González de Villaumbrosia.

OBJETIVO: MEJORAR LA ADHERENCIA

Ante esta circunstancia, el proyecto mejorará el seguimiento. A los pacientes que aceptan participar, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos les facilita una pulsera de actividad (wearable) durante seis meses, que permite a la enfermera de Geriatría realizar un seguimiento en remoto desde el hospital, incorporando los datos que aporta el dispositivo –sobre todo, el número de pasos y las horas de sueño–, a los obtenidos mediante una supervisión telefónica.

«La enfermera llama periódicamente a los pacientes para ver cómo se encuentran, animar a seguir por el mismo camino a aquellos que están haciendo un buen número de pasos, o motivar o ver qué problemas están teniendo las personas que no están andando lo suficiente», ha explicado la jefa asociada del Servicio de Geriatría del hospital.

«También les pregunta si están realizando los ejercicios de la tabla de gimnasia, ya que esto no se puede medir directamente con la pulsera –ha ejemplificado-. Y si durante la llamada telefónica el paciente comenta algún problema que requiera valoración médica, la enfermera lo gestiona para citarle presencialmente con el médico».

Este seguimiento, que también incluye una revisión presencial trimestral, se lleva a cabo durante los seis meses siguientes a la valoración en la consulta de Geriatría, que suele coincidir con el inicio del tratamiento con quimioterapia. Si durante ese tiempo la enfermera del servicio detecta algún signo que requiera valoración médica, el especialista valora esta posibilidad.

Aun así, los pacientes ‘frágiles’ tienen revisiones programadas con el geriatra a los tres meses y todos siguen sus revisiones habituales con el hematólogo y la enfermera de Oncología del Hospital de Día.

«Las sensaciones que nos van transmitiendo los primeros pacientes que hemos incluido en el programa, que ya superan la quincena, son muy positivas. Nos cuentan que se encuentran mejor con la realización de algo más de ejercicio físico del que estaban acostumbrados, y se sienten mucho más ‘supervisados’ y seguros al saber que la enfermera de Geriatría les va a llamar y le pueden contar cualquier incidencia», se ha felicitado González de Villaumbrosia.

Esta iniciativa forma parte de un proyecto global llamado ‘Oncología geriátrica en adultos mayores con linfoma: hacia un nuevo modelo de terapia personalizada’, que ha sido impulsado por el Hospital Universitario Rey Juan Carlos y la Fundación Jiménez Díaz, y financiado con una beca de Pfizer.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sanidad | Comunidad de Madrid

El Samur ofrece consejos para evitar la hipertermia o golpe de calor

EUROPA PRESS – El Samur-Protección Civil ha publicado este jueves una serie de recomendaciones, especialmente dirigidas a personas mayores, para evitar la hipertermia o golpe de calor ante las altas temperaturas que vive la Comunidad, con la tercera ola de calor ya en marcha.

En un vídeo publicado en la cuenta oficial de Emergencias Madrid en Twitter, desde el Samur han recordado que la hipertermia es una subida excesiva de la temperatura corporal, generalmente por encima de los 39 grados, aunque en el caso de las personas mayores ya se considera como tal cuando se alcanzan los 38 grados.

Las personas mayores son el grupo de más riesgo de sufrir uno de estos episodios relacionados con las altas temperaturas, debido a que suelen olvidarse de beber porque tienen una menor sensación de sed que el resto de la población.

La hipertermia ocurre cuando la temperatura corporal asciende a niveles superiores a los normales y el sistema de termorregulación del cuerpo no puede funcionar correctamente. En este punto, el cuerpo no puede enfriarse solo, condición que puede llegar a ser mortal si no se trata.

Dolor de cabeza, sensación de boca seca y pastosa, náuseas, vómitos, mareos, escalofríos, piel seca y enrojecida, calambres musculares en brazos, piernas o vientre, desorientación, perdida de conciencia o confusión y no sudoración ante las temperaturas altas, son los principales síntomas de la hipertermia, una complicación que puede provocar un golpe de calor y originar un fallo orgánico irreversible.

Ante esta situación, José María García de Buen, jefe de guardia del Samur-Protección Civil, ha recordado que para evitar este tipo de situaciones en épocas tan calurosas como la actual lo recomendable es limitar el acceso al sol en las horas centrales del día, entre el mediodía y al menos las cinco de la tarde. Además, es aconsejable tomar muchos líquidos (alrededor de dos litros diarios) y realizar comidas ligeras.

La hipertermia tiene un primer tratamiento medicamentoso pero, según advierte, cuando las temperaturas son muy altas, por encima de 40 o 41 grados, hay que recurrir a medidas físicas como aplicación de placas de hielo químico e incluso una manta de hipotermina, que son extraordinaria efectivas y permiten bajan las temperaturas en un tiempo prudencial.

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha estimado que se han producido 486 muertes en la Comunidad durante el mes de julio por causas achacables a las altas temperaturas, con un pico máximo de 39 muertes en un día registrado el pasado día 19, durante la segunda ola de calor que se registró en España.

A nivel nacional, el número de muertes atribuibles a las altas temperaturas ascendió a 670 en la última semana y a 2.176 muertes durante el mes de julio.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Sanidad | Comunidad de Madrid

La Comunidad detecta 1.996 casos de viruela del mono y la avanza hasta las 963 dosis inyectadas

EUROPA PRESS – La Comunidad de Madrid ha detectado un total de 1.996 casos de viruela símica o viruela del mono hasta este jueves, 31 de ellos en las últimas 24 horas.

Asimismo, las pruebas realizadas sobre la presencia de orthopoxvirus (el conjunto de virus responsable de la viruela) han descartado otros 573 casos, según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

En cuanto a la vacunación, hasta el miércoles se han administrado en la región 963 dosis (92 en el último día): 191 en postexposición (13 más en el último día y 772 en preexposición (79 en las últimas 24 horas).

Dos personas han muerto por viruela del mono en Córdoba y la Comunidad Valenciana. España ya ha notificado 4.577 casos confirmados de viruela del mono, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) a 2 de agosto, publicados este martes por el Ministerio de Sanidad.

Los casos proceden de 17 comunidades autónomas: Madrid 1.766, Cataluña 1.463, Andalucía 545, Comunidad Valenciana 236, País Vasco 115, Canarias 107, Baleares 89, Aragón 45, Galicia 42, Asturias 41, Castilla y León 33, Castilla-La Mancha 23, Murcia 23, Extremadura 20, Cantabria 15, Navarra 11, y la Rioja 3.

Europa ya ha alcanzado los 15.926 casos de viruela del mono, según los datos publicados este miércoles por el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas