Conecta con nosotros

Sanidad | Comunidad de Madrid

El Hospital Rey Juan Carlos lanza proyecto que monitoriza actividad física de mayores con enfermedades oncohematológicas

EUROPA PRESS.- El Servicio de Geriatría de Hospital Universitario Rey Juan Carlos ha puesto en marcha un proyecto pionero para monitorizar la actividad física y hacer un seguimiento individualizado de los pacientes mayores con enfermedades oncohematológicas.

En el proyecto participan personas con edades superiores a los 70 años aquejadas de linfoma, mieloma múltiple o leucemia linfática crónica, entre otras patologías oncohematológicas. El objetivo es mejorar la adherencia a la prescripción de ejercicio físico que se les pauta desde el hospital.

«Se trata de pacientes que llegan a la consulta de Geriatría desde el Servicio de Hematología y en los que, tras una valoración de su estado físico, determinamos que este es ‘robusto’ –que están en forma y tienen muy buena reserva funcional– o ‘frágil’, lo que supone que tienen un leve deterioro de la reserva funcional», ha explicado la jefa asociada del Servicio de Geriatría del centro, la doctora Cristina González de Villaumbrosia.

En la práctica clínica habitual de este servicio hospitalario, a los pacientes frágiles se les realiza lo que se denomina «prehabilitación», que consiste en la prescripción de una serie de medidas, que se centran principalmente en la realización de ejercicio físico y recomendaciones nutricionales, para mejorar su condición física, de manera que tengan una mayor tolerancia a los tratamientos quimioterápicos y una mejor evolución de su enfermedad.

«En la consulta de Geriatría les dábamos unas pautas y una tabla de actividades que les sirviera de guía a la hora de realizar ejercicio físico, pero luego no hacíamos un seguimiento, y la percepción hasta ahora es que esas recomendaciones no se cumplían mucho», ha concretado González de Villaumbrosia.

OBJETIVO: MEJORAR LA ADHERENCIA

Ante esta circunstancia, el proyecto mejorará el seguimiento. A los pacientes que aceptan participar, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos les facilita una pulsera de actividad (wearable) durante seis meses, que permite a la enfermera de Geriatría realizar un seguimiento en remoto desde el hospital, incorporando los datos que aporta el dispositivo –sobre todo, el número de pasos y las horas de sueño–, a los obtenidos mediante una supervisión telefónica.

«La enfermera llama periódicamente a los pacientes para ver cómo se encuentran, animar a seguir por el mismo camino a aquellos que están haciendo un buen número de pasos, o motivar o ver qué problemas están teniendo las personas que no están andando lo suficiente», ha explicado la jefa asociada del Servicio de Geriatría del hospital.

«También les pregunta si están realizando los ejercicios de la tabla de gimnasia, ya que esto no se puede medir directamente con la pulsera –ha ejemplificado-. Y si durante la llamada telefónica el paciente comenta algún problema que requiera valoración médica, la enfermera lo gestiona para citarle presencialmente con el médico».

Este seguimiento, que también incluye una revisión presencial trimestral, se lleva a cabo durante los seis meses siguientes a la valoración en la consulta de Geriatría, que suele coincidir con el inicio del tratamiento con quimioterapia. Si durante ese tiempo la enfermera del servicio detecta algún signo que requiera valoración médica, el especialista valora esta posibilidad.

Aun así, los pacientes ‘frágiles’ tienen revisiones programadas con el geriatra a los tres meses y todos siguen sus revisiones habituales con el hematólogo y la enfermera de Oncología del Hospital de Día.

«Las sensaciones que nos van transmitiendo los primeros pacientes que hemos incluido en el programa, que ya superan la quincena, son muy positivas. Nos cuentan que se encuentran mejor con la realización de algo más de ejercicio físico del que estaban acostumbrados, y se sienten mucho más ‘supervisados’ y seguros al saber que la enfermera de Geriatría les va a llamar y le pueden contar cualquier incidencia», se ha felicitado González de Villaumbrosia.

Esta iniciativa forma parte de un proyecto global llamado ‘Oncología geriátrica en adultos mayores con linfoma: hacia un nuevo modelo de terapia personalizada’, que ha sido impulsado por el Hospital Universitario Rey Juan Carlos y la Fundación Jiménez Díaz, y financiado con una beca de Pfizer.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sanidad | Comunidad de Madrid

La huelga en Atención Primaria continúa tras acabar sin acuerdo la reunión entre el comité y la Consejería de Sanidad

sin acuerdo la reunión con Sanidad

La Consejería de Sanidad y el comité de huelga de médicos y pediatras de Atención Primaria han finalizado sin acuerdo la reunión celebrada este viernes para tratar de acercar posturas y, de este modo, los paros para casi 5.000 médicos y pediatras que arrancó el pasado día 21 de noviembre continúa adelante.

Tras más de dos horas y media de reunión, en la que han estado presentes responsables de la Consejería de Sanidad y miembros del comité de huelga, las posturas entre ambas partes siguen alejadas, con aproximación en cuanto a las agendas de los profesionales pero con el escollo de las medidas para retener a profesionales y estudiantes MIR en la Comunidad.

En declaraciones a los medios al finalizar el encuentro, Isabel Vázquez, médica de Familia y miembro del comité de huelga, ha explicado se ha dejado «un tiempo prudencial» para analizar «las variables que se están estado comentando» en la reunión y próximamente volverán a reunirse, aunque la fecha, de momento, no se ha fijado todavía.

En cualquier caso, en este encuentro se ha constado un acercamiento en el tema de las agendas de los profesionales, sobre el que el Ejecutivo avanzó que pondría en marcha un nuevo sistema para mejorar el servicio, y el escollo está en las medidas para retener a los profesionales en la región.

«Hemos seguido con el acercamiento que hemos tenido desde el primer momento en relación con el abordaje de la sobrecarga de las agendas de los médicos pero seguimos sin tener una respuesta para el abordaje de la incentivación en los puestos de médicos y pediatras de la región para que los profesionales se queden en la Comunidad de Madrid, y también los estudiantes MIR, ya que se han formado ahí», ha explicado.

En este sentido, Manuel de Castro, vicesecretario general de Amyts, ha coincidido en que hay puntos de acuerdo en cuanto a la sobrecarga asistencial pero ha advertido que «todavía no se sabe cómo van a dar salida a un exceso de demanda que hay en la Comunidad si no hay voluntariedad».

El Gobierno regional ya anticipó que iba a incentivar aquellas plazas de difícil cobertura en turno de tarde que no se hayan podido cubrir en los últimos tres meses y que establecerá un programa específico de fidelización de residentes en Medicina de Familia y Pediatría de Atención Primaria, por ser especialidades deficitarias, y se les ofrecerá cuando terminen su formación un contrato de tres años.

LAS MEDIDAS PARA LOS MIR, «INSUFICIENTES»

En cuanto al otro punto, la responsable del sindicato Amyts, convocante de la huelga, ha recalcado que las medidas para los MIR «no son suficientes». «Tienen que ir acompañado de unas condiciones laborales y de una remuneración que tiene que ser la lógica para los profesionales si queremos que se queden».

«Madrid no es atractiva, se está descapitalizando de médicos. Tenemos que hacer un esfuerzo porque no se vayan los que hay y por atraer a los futuros médicos. Y si no lo hacemos, no salimos del problema que tenemos», ha recalcado De Castro, que ha recordado la «jubilación masiva» de profesionales en la próxima década. «Queremos una salida de futuro, que tenga garantía de poder atender a la ciudadanía», ha recalcado.

En esta nueva cita, el cuarto encuentro entre ambas partes para tratar de acercar posturas, la Consejería de Sanidad no ha llevado ninguna propuesta «nueva» sobre las reuniones anteriores, según el sindicato convocante de los paros. En cualquier caso, lo abordado en el encuentro se consultará este mismo viernes con los trabajadores afectados y, a partir de ahí, se adoptarán las medidas que haya que adoptar.

«Ojalá que la huelga pudiera terminar hoy pero hay que analizar lo que hemos planteado por parte de las dos partes», ha explicado la doctora, que ha dicho que el comité de huelga está «abierto» a lo que se les propone, aunque son «prudentes», siempre y cuando, ha advertido, se «respete la filosofía de las demandas» que plantean.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Sanidad | Comunidad de Madrid

Decenas de sanitarios reclaman una mayor inversión en Sanidad frente a la Asamblea con el apoyo de la izquierda

sanitarios frente a la Asamblea

Decenas de médicos y pediatras de Atención Primaria en huelga han llevado este jueves a la Asamblea de Madrid su protesta para reclamar mejoras en este primer nivel asistencial con una concentración en la que se ha reclamado aumentar la inversión en Sanidad en la región coincidiendo con el debate en Pleno del Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2023.

Desde las 11 horas, unas 250 personas, según fuentes policiales, se han congregado en las inmediaciones de la Cámara regional para, en un ambiente festivo, reclamar medidas para «salvar» la Atención Primaria, herida de muerte por las políticas del PP. «No es una ola, es un tsunami», han recordado los congregados para recordar que son muchos los que reclaman estas mejoras.

Tras una semana en la que las protestas en la calle han sido protagonistas, el comité de huelga ha llevado sus reivindicaciones a la Asamblea de Madrid donde se debaten las cuentas públicas de cara al próximo año para recordar la necesidad de alcanzar un mínimo de inversión en Atención Primaria del 25% del total del presupuesto sanitario.

En este sentido, se ha apelado al consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, como máximo responsable de las cuentas públicas madrileñas. «Seguimos en huelga, no vamos a parar, hasta que Lasquetty se siente a negociar», han coreado.

En esta ocasión, los sanitarios y ciudadanos congregados han contado con el apoyo de partidos de la oposición. Así, el líder del PSOE-M, Juan Lobato, ha acudido al acto a trasladar su apoyo a los profesionales y a las familias «que están sufriendo el desmantelamiento de un servicio básico como es la Sanidad».

«Hoy se debaten los presupuestos y con la que está cayendo en la sanidad resulta que en 2023 habrá 600 millones menos que en 2021 para Sanidad», ha recordado el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid. «Quitando esa cantidad se pueden hacer anuncios, apaños, parche sobre parche, la octava rectificación, pero no se puede resolver el problema», ha indicado.

También ha acudido la responsable de Sanidad en la Cámara regional de Unidas Podemos, Vanessa Lillo, que ha denunciado el «evidente déficit de profesionales y maltrato sistemático» que sufren los sanitarios por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Sanidad en general y en la Atención Primaria en particular.

«Hay que tener poca vergüenza para decir que se va a negociar, que se va a avanzar y poner sobre la mesa las medidas que anunció ayer», ha lamentado en referencia a las medidas que la presidenta regional anunció tras el Consejo de Gobierno con estabilización de empleo, mejoras salariales, reducción de citas y medidas para fidelizar a los sanitarios.

NO VEN «NADA NUEVO» EN LAS PROPUESTAS

En este sentido, desde el comité de huelga se ha rechazado estas propuestas al considerar que no se trata de «nada nuevo». «Las propuestas no son algo dirigido a la Atención Primaria ni presentan soluciones a la Atención Primaria. Es una especie de batiburrillo de cosas que tienen que hacer, impuestas desde Europa, porque Europa ya llamó la atención a toda España por la enorme temporalidad que tenía en sus administraciones públicas», ha explicado Ángela Hernández, secretaria general de Amyts, sindicato convocante de la huelga.

Se refería así la portavoz del sindicato médico a la Ley 20/2021 de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público, que persigue el objetivo de reducir la temporalidad al 8% de los trabajadores públicos.

«Los médicos de la Comunidad de Madrid arrastramos una de las temporalidades más altas de toda España, alcanzando en Atención Primaria un 30%, en atención hospitalaria superando el 52% y en algunas especialidades como urgencias hospitalarias el 82%», ha denunciado.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas