Conecta con nosotros

Movilidad | Madrid

Agentes de Movilidad vigilarán el estacionamiento de patinetes, motos y bicicletas en 13 «puntos negros»

EUROPA PRESS –Los Agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid han emprendido una campaña a través de la que controlarán el estacionamiento de patinetes, motocicletas y bicicletas en los trece «puntos negros» que han detectado en la capital en los distritos de Salamanca, Chamberí, Retiro, Arganzuela y Centro, «donde es necesario priorizar el tránsito peatonal, sobre todo de personas de movilidad reducida».

Así lo ha dado a conocer este miércoles el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, desde la Plaza de la Independencia, uno de esos «puntos negros», como son la calle de Serrano, Juan Bravo, plaza de Colón (distrito de Salamanca); plaza de Olavide y Fuencarral (Chamberí); paseo de la Esperanza (Arganzuela); plaza de Santa Ana, calle de Juan Duque-Lineo, Jardines del Arquitecto Ribera, calle de San Nicolás, Apodaca, entorno de Felipe VI y Fuencarral (Centro). Los Agentes de Movilidad recorrerán otras calles de los barrios de Chueca y de los Jerónimos.

Desde el pasado día 1 de junio y hasta el próximo día 15, se colgará del manillar de aquellas motos mal estacionadas un folleto informativo sobre cómo aparcar de forma adecuada. En el mismo se indica que siempre se debe estacionar en la calzada, ya que hay zonas reservadas distribuidas por toda la ciudad.

Si se quiere estacionar la moto junto a la acera, debe hacerse junto al bordillo y dejar al menos 3 metros libres para el tránsito peatonal. La moto debe quedar a 2 metros de los pasos de peatones y de los pavimentos tactovisuales que orientan a las personas con diversidad funcional. Además, dentro de Madrid Central, si hay banda de estacionamiento en la calzada, no se puede aparcar la moto en la acera.

Durante el desarrollo de la campaña se contará con la participación de todos los efectivos disponibles, participando de forma activa los miembros de los equipos de trabajo de Movilidad y Sostenibilidad y el personal de Puestos Fijos en las horas valle dentro de su radio de acción. Se dará preferencia a las grandes vías de comunicación, incrementando su vigilancia y control.

Se trata de una campaña informativa dirigida a los conductores de moto que se destinará, cuando se apruebe la nueva ordenanza de movilidad sostenible, a los usuarios de bicicletas y patinetes.

LAS SANCIONES

Por otra parte, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) llevan impuestas 38.050 denuncias hasta el 31 de mayo, la mayoría, 29.613, han sido fruto de infracciones de patinetes mal estacionados.

Carabante ha recordado que desde el 2 de enero, el Consistorio ha habilitado a estos controladores para sancionar a bicicletas, patinetes, motocicletas y demás VMP de modalidad compartida que incumplan la normativa vigente por estacionar en lugares indebidos.

Además, un total de 5.628 se han interpuesto a motocicletas y el resto, 2.809, a bicicletas. Los barrios de Palacio, Embajadores, Justicia y Universidad copan el mayor número de infracciones mes tras mes.

Las sanciones van desde los 30 euros, las más leves, hasta los 200 euros las más graves. Todas ellas se documentan con tres fotografías del vehículo infractor.

El Ayuntamiento de Madrid está tramitando en estos momentos la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, cuya aprobación inicial en Junta de Gobierno tuvo lugar el mes pasado.

La normativa promueve el uso de vehículos compartidos y la micromovilidad para favorecer la movilidad sostenible y la reducción de emisiones en la ciudad, pero también recoge la eliminación progresiva del aparcamiento de motocicletas, VMP y bicicletas sobre acera, desplazándolos a la calzada mediante anclajes y plazas específicas.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Movilidad | Madrid

El tráfico de la M-30 en el ámbito Mahou-Calderón recuperará su trazado definitivo en la madrugada de este domingo

MADRID.-El tráfico de la M-30 en el ámbito Mahou-Calderón recuperará su trazado definitivo en la madrugada de este domingo

El tráfico de la M-30 en el ámbito Mahou-Calderón recuperará su trazado definitivo en la madrugada de este domingo al lunes, ha anunciado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la visita que ha hecho a los trabajos de cubrimiento de la vía de circunvalación.

Junto a la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, y la concejala de Arganzuela, Cayetana Hernández de la Riva, Almeida ha hecho el anuncio sobre estas obras que arrancaron en septiembre de 2020 con una inversión municipal de 52,7 millones de euros.

El tráfico de la M-30 actualmente discurre por un desvío provisional que entró en funcionamiento cuando se procedió al derribo del antiguo estadio Vicente Calderón. A partir de ahora, el proyecto de cubrimiento, que mantiene los plazos previstos y finalizará la próxima primavera, se centrará en completar la obra civil y en conectar e integrar las nuevas instalaciones en el sistema de control del resto de los túneles que configuran la M-30.

Según vaya finalizando la obra civil de cubrición, los trabajos de urbanización de la zona, no incluidos en este proyecto y a ejecutar por la junta de compensación del ámbito, podrán iniciarse de manera coordinada con los de la finalización de la infraestructura subterránea, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

CULMINACIÓN DE MADRID RÍO

Las obras de cubrición de la M-30 a su paso por el ámbito Mahou-Calderón permitirán «poner fin a una histórica brecha urbana en la zona y culminar el parque Madrid Río», ha destacado el Consistorio.

Para ello, el Ayuntamiento afronta la recta final de la construcción de la estructura de 620 metros de longitud y 40 metros de ancho que conllevará la mejora de la seguridad de la vía y de la calidad del aire de la zona.

La fachada del túnel estará formada por un paño de granito y se articulará con el río a través de un talud verde en el que se plantarán árboles y vegetación para integrarla con el paisaje del entorno.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Movilidad | Madrid

El acceso al Nudo Norte desde la A-1 quedará restablecido el próximo martes

MADRID.-El acceso al Nudo Norte desde la A-1 quedará restablecido el próximo martes

El acceso al Nudo Norte desde la A-1 quedará totalmente restablecido el próximo martes, día 29, permitiendo así la conexión directa del tráfico rodado de la autovía de Burgos con destino a la M-30/Avenida de la Ilustración y la M-607 (carretera de Colmenar).

La apertura se realizará durante dos noches. En la primera de ellas, del domingo 27 al lunes 28, se habilitará el acceso al nudo desde el tronco principal de la A-1, mientras que la noche del lunes 28 al martes 29, se habilitará el acceso al nudo desde la vía de servicio de la A-1.

Este nuevo viario permitirá la conexión directa del tráfico rodado de la A-1 con destino a la M-30/Avenida de la Ilustración y la M-607 (carretera de Colmenar) a través del paso inferior puesto en servicio el pasado día 16 de noviembre y posibilitará también el acceso directo al paseo de la Castellana desde la A-1 mediante un carril en superficie de uso exclusivo para estos vehículos.

Con la apertura de este acceso se reestablece por completo la movilidad en el entorno del Nudo Norte tras la finalización de las obras, que se han desarrollado en menos de 24 meses, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El Consistorio madrileño ha acometido la remodelación del Nudo Norte para garantizar la movilidad en la zona norte de la capital, ya que, por su conjunto, circulan 270.000 vehículos diarios, llegando a concentrarse 34.000 durante la hora punta de la mañana (8.00-9.00 horas) y 33.800 en la de tarde (18.00-19.00 horas).

Con esta actuación de ingeniería civil, el Gobierno municipal logra revertir la complicada situación de movilidad que afectaba a la zona debido a los trenzados viarios que provocaban la confluencia de la M-30 y la M-607 (autovía de Colmenar Viejo), el paseo de la Castellana, la M-11 y la A-1. Estos trenzados originaban uno de los puntos con mayor intensidad de tráfico de toda España (el tramo entre este nudo y el enlace de Manoteras) que no solo afectaba a la zona norte, sino que se veía reflejado en la movilidad de toda la capital.

La remodelación ha contado con un presupuesto de 50 millones de euros (IVA incluido) y permitirá ofrecer mayor capacidad a la vía, disminuir la congestión del tráfico, reducir tiempo en los traslados y disminuir un 0,5% las emisiones de CO2 a la atmósfera, con 14 toneladas menos en este punto.

CARACTERÍSTICAS DE LA REMODELACIÓN

De este modo, se han eliminado los trenzados ejecutando cuatro estructuras (un viaducto y tres pasos inferiores) que se han ido abriendo al tráfico progresivamente.

El viaducto conecta directamente la M-607 y el paseo de la Castellana y su ejecución finalizó el pasado mes de febrero. La pasarela es de tipología mixta y tiene una longitud de 206 metros. Su planta presenta una alineación curva de 500 metros de radio y tiene una anchura de 7,3 metros divididos en un carril de 4 metros y dos arcenes, izquierdo y derecho, de 0,5 y 1,5 metros, respectivamente.

Cuenta con un novedoso sistema de iluminación que permite guiar el tráfico por el carril de circulación y que ha posibilitado eliminar los soportes de luz de gran altura que había en la zona y que provocaban contaminación lumínica.

Con esta infraestructura también se han resuelto los problemas de contaminación acústica gracias a la reforestación del talud verde que separa las calles Pedro Rico y M-30, compuesto con ejemplares vegetales frondosos, principalmente de hoja perenne, que harán la función de pantalla visual y acústica de la M-30 y su entorno.

El primer paso inferior, que conecta la Castellana con la A-1 (carretera de Burgos) y la M-11 (recintos feriales), culminó en mayo. Tiene 240 metros de longitud y una anchura de siete metros, dividido en dos carriles de circulación de 3,50 metros de ancho cada uno. Ambos cuentan con una acera de medio metro a cada lado.

El segundo paso inferior que une el paseo de la Castellana con la avenida de la Ilustración/M-30 se abrió en septiembre. Tiene una longitud de 469 metros y una anchura de 7,5 metros. Se compone de un carril de circulación de 3,50 metros de ancho y dos arcenes de 1 metro. La nueva calzada cuenta, además, con una acera de 0,75 metros de ancho a cada lado de la vía.

El tercer y último paso inferior, que conecta directamente la A-1 (carretera de Burgos) y la M-11 con la M-30 (avenida de la Ilustración) y la M-607 (carretera de Colmenar), se ha abierto este mes de noviembre. Tiene 300 metros de longitud y una anchura de 8 metros divididos en dos carriles de circulación de 3,50 metros de anchura cada uno y dos aceras de medio metro. Este paso lleva anexa una galería de más de 40 m2 de sección que alberga dos tuberías a presión de 2 metros de diámetro que forman parte de la red de abastecimiento de agua del Canal de Isabel II y que ha sido necesario retranquear para poder ejecutar este nuevo paso.

Los tres pasos inferiores se han ejecutado con los estándares superiores en instalaciones de túneles, integrando sistemas de ventilación mecánica, de detección de incendios y gases, control de accesos y gálibo, sistemas de alimentación de corriente ininterrumpida, iluminación de seguridad y de emergencias, así como otros sistemas de seguridad.

Además, los tres disponen de un Sistema de Seguridad y Control (ITS) que permite controlar todos los equipos y señales en remoto desde el Centro de Control de Tráfico de Calle 30, dotando a la calzada de una elevada seguridad.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas