Conecta con nosotros

Gente | Madrid

Unos 4.000 ciclistas transitarán todos los días por el carril bici del Paseo de Castellana

carril bici del Paseo de Castellana

  • Eje vertebrador de la movilidad ciclista en Madrid; la primera fase de sus obras finaliza en marzo

EUROPA PRESS – El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha cifrado en unos 4.000 ciclistas los que podrán transitar todos los días por el carril bici del Paseo de Castellana, que se encuentra en obras y cuya primera fase finalizará en marzo de 2023.

«Apostamos de manera decidida por la movilidad sostenible y por la movilidad ciclista. Este carril va a permitir que 4.000 ciclistas todos los días transiten por este carril bici y va a permitir eliminar el 10% de la circulación de los coches y las motocicletas», ha asegurado el delegado a los medios de comunicación.

La primera fase del carril bici de Castellana supondrá la construcción de 4,4 kilómetros de carril bici unidireccional entre plaza de Castilla y Raimundo Fernández Villaverde (2,2 kilómetros cada una, además de una sección transversal media de 2 metros, situadas entre cada bulevar y la vía lateral).

AVANCE DE LAS OBRAS

Carabante, acompañado de la concejala del distrito de Tetuán, Blanca Pinedo, ha supervisado esta mañana el avance de las obras del carril bici del Paseo de la Castellana. En concreto, ha visitado el tramo de 800 metros que discurre en los números pares del Paseo de la Castellana, entre Raimundo Fernández Villaverde y la Plaza de Lima, de los cuales 500 metros ya han sido asfaltados, restando otros 300 metros que se asfaltarán en los próximos días.

Una vez finalizado, este tramo no quedará habilitado para los ciclistas hasta que se complete toda la actuación de la primera fase, debiéndose dotar de continuidad al carril en los cruces de las plazas de Cuzco, Lima y de Castellana. Por este carril también podrán transitar los patinetes y el resto de los vehículos de movilidad personal.

Durante la visita, el delegado ha recordado que esta infraestructura, que se concluirá en marzo de 2023 y cuenta con un importe total de cuatro millones de euros, será el eje vertebrador de la movilidad ciclista en la capital, desde donde nacerán o confluirán otros carriles bici muy destacables de la ciudad.

MÁS TRAMOS DE BICI

Además, el área de Medio Ambiente y Movilidad continuará trabajando en los tramos de Plaza de Lima, Plaza Castilla- Plaza de Cuzco, impares y Plaza de Lima-Nuevos Ministerios, impares. La remodelación viaria en el entorno de Plaza de Castilla y la zona de los túneles de Azca culminarán en septiembre y octubre, respectivamente.

El carril bici de Castellana es un compromiso adquirido por todos los grupos del Ayuntamiento de Madrid en los Acuerdos de la Villa, rubricados en julio de 2020. A su vez, está recogido en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 como una medida clave para promover la movilidad ciclista, peatonal y el fomento del transporte público.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Gente | Madrid

Joyas de oro, relojes e instrumentos, entre los 2.000 objetos perdidos que subastará el Ayuntamiento de Madrid

objetos que subastará el Ayuntamiento de Madrid

  • Se podrán ver los lotes de forma presencial en las instalaciones de la sala de subastas

Joyas de oro, relojes, gafas de sol de marca, bisutería, instrumentos musicales, bolígrafos y plumas son algunos de los más de 2.000 objetos perdidos que el Ayuntamiento de Madrid subastará del 5 al 19 de octubre después de estar más de dos años depositados en la Oficina de Objetos Perdidos y en el Almacén de Villa sin ser retirados por sus dueños.

Las piezas subastadas se han agrupado por su tipología en 729 lotes, de acuerdo con características comunes que favorecen la obtención del mejor precio de remate. El precio de salida de los lotes será desde dos euros y el importe final que se obtenga de su venta se ingresará en la Tesorería Municipal para financiar los gastos del presupuesto municipal, ha explicado el Consistorio en un comunicado.

Para la tasación, organización de la subasta y enajenación de las piezas, el Ayuntamiento ha solicitado ofertas a varias empresas especializadas, resultando adjudicataria del contrato la empresa Sala Retiro que, por contrato, debe adquirir por el precio de salida los lotes que no se vendan en la subasta, así como los no retirados por los adquirentes.

La subasta se realizará online a través de la página www.salaretiro.com. En ella, los interesados pueden obtener información con las imágenes y descripción y estado de conservación de las piezas de los lotes.

Asimismo, se podrán ver los lotes de forma presencial en las instalaciones de la sala de subastas, situadas en la avenida de Menéndez Pelayo, 3 en el siguiente horario: de lunes a viernes, de 10 a 19 horas y sábados, de 10 a 14 horas.

Entre las piezas subastadas, hay relojes de distintas marcas por un precio de salida desde cinco euros hasta un Rolex de 1.500 euros; una pulsera de oro y diamantes, por 400 euros; una sortija antigua isabelina de plata y diamantes, por 300 euros; bolígrafos Montblanc desde diez euros; un saxofón, por 60 o un dron, por 20 euros.

CASI 88.000 OBJETOS DEPOSITADOS

En 2021, se recogieron en la Oficina de Objetos Perdidos más de 40.000 objetos, casi la mitad de lo que se venía almacenando en la época prepandemia. No obstante, a lo largo de este 2022, se observa una tendencia al alza y se han superado los 43.000 objetos recogidos en los ocho primeros meses del año.

Entre los 87.626 objetos que custodia actualmente la oficina, se encuentran monederos, carteras, maletas y maletines, móviles y ropa. Asimismo, se almacenan instrumentos musicales, cuadros, plumas, bolígrafos, bastones, muletas, carros de la compra, sillas de bebé, cañas de pescar, juguetes o relojes.

El dinero efectivo depositado que no es recuperado por sus propietarios o halladores pasa a las arcas municipales en beneficio de todos los madrileños. En 2021, se ingresaron casi 69.000 euros y en los ocho primeros meses de este año, más de 34.000 euros.

LA LABOR DE LA OFICINA DE OBJETOS PERDIDOS

Cuando un objeto es entregado a la Oficina de Objetos Perdidos queda a disposición de su propietario durante dos años y si en este tiempo no lo recoge, pasa a pertenecer a la persona que lo encontró, conocida como hallador.

Si este último tampoco lo retira, el objeto pasa a ser de propiedad municipal. En ese caso, se le busca el mejor destino posible, reutilizándolo en los servicios municipales que lo requieran, donándolo en caso de no tener valor de mercado o, en el caso de que lo tenga, subastándolo.

La mayoría de las piezas que se subastan proceden de la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento, que es la encargada de la custodia de los bienes extraviados que depositan los ciudadanos o las entidades colaboradoras que los encuentran para restituirlos a sus propietarios.

Otros objetos, como el mobiliario que forma parte de la subasta, proceden de desahucios muy antiguos que fueron abandonados en la vía pública y sus propietarios no acudieron a retirarlos a esta dependencia municipal. Con esta subasta se pretende dar un aprovechamiento óptimo a los objetos y enseres que pasan a disposición municipal, dándoles una segunda vida.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Gente | Madrid

Aumentan a 7.000 los vecinos sin luz en la Cañada Real y denuncian que se cumplen dos años de «total abandono»

7000 vecinos sin luz

Los vecinos y vecinas de la Cañada Real Galiana, en Madrid, han denunciado un «total abandono» cuando se cumplen, este domingo 2 de octubre, dos años sin luz en los sectores V y VI, donde viven unas 4.000 personas, 1.813 de ellos niños, una cifra que ha aumentado hasta 7.000 en los últimos meses ya que también se ha cortado la luz en los sectores II, III y IV, según advierten desde la Asociación Cultural de Mujeres Tabadol.

«Nos sentimos totalmente abandonados, aislados, si antes lo estábamos por la marginalidad del barrio y la estructura de la Cañada Real en sí, ahora nos sentimos abandonados al margen de las normas internacionales de Derechos Humanos», ha manifestado la presidenta de la Asociación Cultural de Mujeres Tabadol del sector VI de la Cañada Real, Houda Akrikez, en una entrevista con Europa Press.

Akrikez se pregunta «si realmente existen los DDHH y, si existen, para quién están escritas esas normas» porque, según afirma, en el caso de la Cañada Real «parecen letras muertas, que no tienen ningún sentido».

Cuando se cumplen 730 días sin suministro eléctrico, la presidenta de la Asociación Tabadol asegura que «para nada» podrían haber imaginado que esta situación se prolongaría durante tanto tiempo. «Qué vergüenza que el Gobierno de España siga mirando a otro lado teniendo el barrio así», critica.

Además, ha denunciado que en los últimos meses los cortes de luz se han extendido también a los sectores II, III y IV. «Están intentando apagar la Cañada Real poquito a poco, casi están acabando con toda la Cañada Real de manera muy cruel y pisando el pacto regional que firmaron en 2017», añade.

A su juicio, el propósito de la administración es «barrer la Cañada Real» con una «política cruel» que «pisotea a los pobres». «Este corte de luz es provocado por la administración como manera de forzarnos para desalojar nuestras viviendas de manera voluntaria para que sigan creciendo las grandes urbanizaciones y construcciones», denuncia Akrikez.

PRIMERO LUZ Y DESPUÉS REALOJOS NEGOCIADOS

Sobre los realojos, la presidenta de la Asociación Tabadol considera que esto tiene que ser algo de lo que hablar solo después de solucionar la «situación de emergencia actual» y tras «sentarse a negociar con los vecinos cuál es la mejor solución para la Cañada Real».

«Sabemos que los realojos son procesos bastante lentos, largos y ahora vamos a cumplir dos años sin luz y todavía no hay movimientos de realejos», asegura, precisando que, hasta ahora, solo se han producido los que se firmaron en el pacto regional en 2017, que afectan a 150 familias.

Para Akrikez, la solución pasa por devolver la luz a los vecinos como «derecho fundamental», algo que, precisamente, también pidió el pasado martes el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, al que los vecinos y vecinas de la Cañada Real están agradecidos por su apoyo no solo en forma de llamamientos y advertencias, sino también de visitas en las que ha sido muy cercano a todos. «Es bastante sensible con la situación que estamos viviendo», destaca.

Tras un verano difícil por las olas de calor, ahora los vecinos de la Cañada Real se preparan para un tercer invierno sin luz. «No sé de qué manera lo podemos afrontar», reconoce Akrikez.

Frente a esta situación, asegura que los vecinos y vecinas de la Cañada Real Galiana van a seguir defendiendo sus derechos, van a pedir «luz, contratos y mesa de trabajo» y van a continuar realizando algunas acciones, como charlas o incluso una obra de teatro ‘400 días sin luz’ que se estrena este 7 de octubre en el Teatro Valle-Inclán.

A Houda Akrikez y a sus 3.999 vecinos les cambió la vida «radicalmente» tal día como este domingo de hace dos años. «Teníamos una vida normal, como cualquier ciudadano», recuerda. No se imaginaban en aquel momento que iban a sufrir la cara más dura del frío, de la oscuridad y, sobre todo, del olvido.

«Lo más grave es que la gente está normalizando algo que no es normal, porque no es normal que en la capital española, 4.000 personas –casi 7.000 tras los cortes de luz en los sectores II, III y IV– estemos sin suministro eléctrico», remarca.

Akrikez denuncia que «se ha jugado con la salud física y mental» de todos ellos así como «con el futuro de los niños». «El corte de luz va más allá de quitarnos el suministro eléctrico, es un sentimiento de quitarnos todo el derecho a la vida», resume.

DOS AÑOS DE PROTESTAS

En todos estos meses, los vecinos de la Cañada Real no han parado de denunciar su situación ante la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y de Rivas y ante el Gobierno de España, a través del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil; y se han manifestado al grito de ‘Luz para la Cañada’ ante las distintas administraciones y empresas implicadas como la Asamblea de Madrid o la sede de Naturgy, compañía que suministra el servicio en la zona.

En esta línea, constituyeron la Plataforma Cívica de Apoyo a la Luz en Cañada Real, integrada por más de 50 organizaciones de la sociedad civil junto con las asociaciones vecinales de Cañada Real, desde la que han exigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una solución «urgente».

En 2021, España recibió varias llamadas de atención por parte de la ONU por la situación en la Cañada Real Galiana. También el Defensor del Pueblo ha manifestado su preocupación y ha exigido respuestas.

Desde el Comité Ejecutivo del Pacto por la Cañada Real Galiana –órgano que conforman la Delegación del Gobierno, los tres ayuntamientos por los que discurre este camino donde se ubica el asentamiento (Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid) y el Ejecutivo autonómico– se fijó a mediados de noviembre de 2021 una hoja de ruta con 21 actuaciones que incluye el realojo de 160 familias del Sector VI, una medida en la que se invertirán 34 millones de euros financiados al 50% por las dos administraciones.

Además, el Gobierno aprobó a finales de noviembre, a propuesta del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, un Real Decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones por valor de 5 millones de euros para los Ayuntamientos de Madrid y de Rivas Vaciamadrid, para destinar al plan de realojo de las familias en situación de vulnerabilidad extrema de la Cañada Real Galiana.

El pasado mes de julio, el entonces secretario de Estado para la Agenda 2030 Enrique Santiago se desplazó a la Cañada Real Galiana para mantener un encuentro con las entidades sociales que trabajan en la zona. Según informó durante su visita, 37 familias estaban en aquel momento «en proceso de realojo».

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas