Conecta con nosotros

Gente | Madrid

Los hábitos de salud en los mayores madrileños: un 55% bebe alcohol, un 10% fuma y un 67% sufre sobrepeso

madrileños alcohol

  • El 57,5% cree tener un buen o muy buen estado de salud y el grado de autonomía ronda el 95% en cada categoría consultada

EUROPA PRESS – El 55,6% de los madrileños con edades comprendidas entre los 65 y los 79 años confiesa beber alcohol, un 10% se declara fumador y más de un 67% sufre sobrepeso, aunque más de la mitad de la población de este grupo etario asegura tener una percepción buena o muy buena de su estado general de salud.

Así se desprende del informe del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo asociados a Enfermedades No Transmisibles en mayores (SIVFRENT-M) correspondiente al año 2019, el último año antes de la pandemia, en base a más de mil entrevistas.

Con el mismo, el primero publicado para este tramo de edad, se trata de estimar la distribución y evolución de la prevalencia de los principales factores de riesgo asociados al comportamiento y prácticas preventivas para ayudar a establecer prioridades, planificar estrategias de prevención y evaluar los efectos de las intervenciones de salud pública.

En líneas generales, los consultados creen tener una buena o muy buena salud, algo que se da en el 57,5% de encuestados. Son los hombres los que mayoritariamente tienen esa percepción, con un 64,6% frente al 51,9% entre las mujeres. Una circunstancia que se cumple para las variables sobre país de nacimiento, nivel educativo o recursos económicos, excepto en la categoría de ingresos de 2.200 a 2.700 euros al mes por hogar, en la que se invierte la diferencia.

HÁBITOS DE RIESGO

Pese a ello, presentan algunos hábitos que ponen en riesgo su estado. Entre ellos, más de la mitad, un 55,4%, dice beber actualmente alcohol, un 46% de ellos de forma habitual (un 66% de hombres y un 30,2% de mujeres).

En cualquier caso, únicamente un 2% presenta un consumo promedio de alcohol considerado de riesgo, con un 2,5% entre los hombres y un 1,6% entre las mujeres.

Además, un 10,8% asegura fumar, con un 10,2% de forma diaria y un 0,6% que lo hace de forma ocasional. Aunque no hay distinción en cuestión de sexo, sí se aprecia un consumo mayoritario entre las mujeres con recursos superiores a 1.550 euros mensuales.

El sobrepeso u obesidad es otro de los factores que pueden afectar a la salud. En este sentido, el 67,2% de los consultados tiene tendencia a sufrir ambos.

En este caso concreto, estas circunstancias son un 1,1 veces más frecuentes entre los hombres que entre las mujeres. Así, el sobrepeso es más elevado entre los varones y la obesidad entre las féminas.

En cambio, sí cuidan su tiempo de descanso. En términos generales, los consultados duermen una media diaria de 6,96 horas (se recomiendan entre 7 y 8 horas): mayoritariamente los hombres, con 7,13, que las mujeres, con 6,8.

Asimismo, una aplastante mayoría, el 95%, atiende a las recomendaciones sobre cuestiones relacionadas con la medición de la tensión arterial y el nivel de colesterol. En el caso de otras prácticas preventivas como la realización de citologías y mamografías, test de sangre oculta en heces o colonoscopia/sigmoidoscopia, el porcentaje es considerablemente menor.

RED DE APOYO Y SENTIMIENTO DE SOLEDAD

El estudio sobre los hábitos saludables en 2019, el último año antes de la pandemia, concluye además que la soledad no era percibida como un problema para ellos. Así, una amplia mayoría, el 78,1%, dijo no tener «nunca o casi nunca» sentimiento de soledad. Sobre este punto, los hombres presentan un nivel más alto (un 86,8%) sobre las mujeres (con un 71,1%).

En este sentido, el 81,8% de los encuestados aseguró tener de «3 a 5 personas o más» cercanas en caso de un problema personal grave, un porcentaje cinco veces mayor entre los hombres que entre las mujeres (84,4% frente al 79,7%).

CONVIVIR CON EL DOLOR

El estudio también apunta a dificultades como la sensación de cansancio que afecta a las personas de esta edad o al padecimiento de dolor físico. En concreto, un 55,4% dijo tener dolor de cualquier intensidad, desde muy leve a severo o extremo, un porcentaje que va aumentando según avanza la edad y en el que también se percibe una diferencia por sexo.

Así, se constata una prevalencia de las mujeres que aseguran sentir dolor persistente: el 67,6% frente al 39,9% de los hombres. Al cruzar con otras variables sociodemográficas, hay grandes diferencias siendo siempre mayor el porcentaje en las mujeres, desde dos veces y hasta casi cuatro veces más.

También hay diferencias si se tiene en cuenta los recursos económicos y estudios. De este modo, el dolor severo a extremo es mayor en los niveles bajos que en los altos.

Además, el 27,6% de los consultados afirma haber tenido limitación en las últimas cuatro semanas para las actividades de la vida cotidiana debido al dolor. La limitación a la movilidad por dolor severo-extremo fue del 9,9% (un 6,3% para hombres y un 12,7% para mujeres).

En relación con este punto, únicamente el 6,7% dijo tener problemas para andar o trasladarse siempre o frecuentemente –un 8,2% en las mujeres y un 4,8% en los hombres–. Y solamente un porcentaje muy bajo, el 8,4%, ha sufrido una o más caídas con asistencia sanitaria en el último año, siendo 3,4 puntos porcentuales más habitual en las mujeres que en los hombres (16,1% frente al 12,7%).

Además, el 12% de los cuestionados aseguró tener miedo a caerse siempre o frecuentemente (5% en hombres y 17,5% en mujeres), mientras que el porcentaje se eleva al 15,2% (el 17% en el caso de las féminas y un 8,9% en el de los varones) entre los que dicen tener «siempre o frecuentemente» limitaciones en su actividad.

AUTONOMÍA PERSONAL

En cuanto a las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD), orientadas al cuidado personal, el grado de autonomía de este grupo etario está sobre el 95% para cada ítem consultado.

Así, el más frecuente en la categoría «alguna dificultad» fue levantarse o sentarse en una silla o acostarse (4,3%), seguido de ducharse o bañarse (3,5%), mientras que en la categoría «mucha dificultad o imposibilidad de hacerlo solo» el mayor porcentaje se alcanzó en el de vestirse o desvestirse (1,5%).

En cualquiera de los casos, las mujeres obtuvieron valores más elevados que los hombres. El grado de dependencia observado de cualquier gradación fue de 7,6% (en hombres 3,9% y en mujeres 10,9%), con un aumento progresivo por edad que casi se triplica en el tramo de 75 a 79 años.

En el caso de las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD), orientadas a tareas habituales para vivir de manera independiente, la dependencia moderada a grave y total fue de un 7,2% (principalmente entre mujeres, con un 9,7%, frente al 4,1% en los hombres).

Sobre este punto, en la encuesta se observa un incremento progresivo al aumentar la edad, mientras que teniendo en cuenta los recursos económicos o el nivel educativo hay una mayor dependencia en los niveles más bajos.

Un 10,5% de los consultados, además, dijo ser cuidador de persona mayor o persona con enfermedad crónica. Sobre este punto, las mujeres superan en casi 4 puntos a los hombres (12,2% frente al 8,4%).

PARTICIPACIÓN DE LA VIDA SOCIAL

En cuanto al interés y participación en la vida social, el 80% indicó que hacía menos de una vez al año o nunca actividades formativas o realizaba algún tipo de voluntariado, mientras que en el caso de actividades culturales, turismo o hobbies relacionados con el entorno doméstico, residencia o barrio, el porcentaje de no realización se situó entre el 30 y el 40%.

Respecto a otras actividades sociales como ir al club o centro de mayores, salir a comer o cenar, reunirse con amigos o ir de fiesta, un 16,3% dijo no hacerlo nunca o menos de una vez al año. Por sexo, no se observan grandes diferencias excepto en actividades sociales, en las que hay una diferencia de 6,9 puntos porcentuales, con mayor participación de hombres que de mujeres (12,5% vs 19,4%).

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Gente | Madrid

Mesas redondas y actividades llenarán este jueves la plaza de Colón para ofrecer información sobre las profesiones

plaza de Colón Día de las Profesiones

Charlas, mesas redondas y diferentes actividades llenarán este jueves la plaza de Colón para ofrecer información acerca de distintas profesiones con motivo de la VI edición del Día de las Profesiones, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

Una jornada, realizada por la Asociación de Colegios Profesionales en la colaboración de la Junta Municipal de Salamanca, que quiere mostrar a la ciudadanía aspectos para mejorar su situación laboral o conocer diversos sectores en los que poder desarrollar una carrera profesional.

Con propuestas de carácter gratuito, esta sexta edición será una jornada de puertas abiertas de los diferentes colegios profesionales que ofrecen información acerca de distintas profesiones, de las ventajas de contar con profesionales colegiados y de los servicios de interés general que prestan los colegios profesionales.

Por otro lado, esta jornada es un medio para dar a conocer a los estudiantes las diversas salidas profesionales y orientarlos a la hora de elegir entre los muchos itinerarios formativos existentes. La jornada concluirá con la entrega de premios UICM-Unión Interprofesional Comunidad de Madrid.

TRES ÁMBITOS LABORALES

Conformada por mesas redondas, puntos de información, actividades y talleres, las diferentes propuestas estarán agrupadas en tres ámbitos laborales: el jurídico y económico, el sanitario y el de la arquitectura e ingeniería.

Además, las actividades y talleres servirán para resolver las dudas que los asistentes tengan acerca de las distintas profesiones, además de comprobar cómo es el trabajo de optometristas, dietistas, sanitarios, abogados, economistas o arquitectos, entre otros.

En cuanto a las mesas redondas, se tratarán temas como los nuevos desafíos educativos, las habilidades y competencias para el futuro laboral y la universidad vista por los universitarios. Todas las mesas redondas de esta sexta edición se podrán seguir de manera online desde la página web www.diaprofesionesuicm.es.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Gente | Madrid

La iniciativa ‘El Barrio Más Joven’ para promover ocio saludable y participación juvenil llega a 8 barrios de la capital

El Barrio Más Joven

El proyecto ‘El Barrio Más Joven’ para promover el ocio saludable y la participación juvenil llegará este curso a ocho barrios de Madrid, con la incorporación de Ambroz (Vicálvaro), Zofío (Usera) y la UVA de Hortaleza como novedades en esta edición.

De este modo, esta iniciativa impulsada por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), la Federación de Asociaciones de Infancia y Juventud (INJUCAM) y Scouts de Madrid-MSC mediante una subvención del Ayuntamiento de Madrid, repetirá en Buenavista-Carabanchel Alto, Los Cármenes (Latina), Butarque (Villaverde), Ascao-Pueblo Nuevo (Ciudad Lineal) y Amposta (San Blas-Canillejas).

Los ocho barrios donde se desarrollará el proyecto, dirigido a jóvenes de 14 a 30 años, han sido seleccionados por sus índices de vulnerabilidad social y desequilibrio territorial y, en este marco, se buscará fomentar la participación, el asociacionismo, la organización y la autogestión juveniles, así como del ocio saludable.

Impulsar la prevención de conductas adictivas y de riesgo en la población juvenil (como las apuestas, el consumo de alcohol y otras drogas y la participación en grupos violentos) es otra de las líneas esenciales de este proyecto. En este campo destaca el importante trabajo de análisis, sensibilización y prevención sobre bandas violentas desarrollado el curso pasado, un periodo en el que se registraron «sucesos de extrema gravedad, algunos de los cuales finalizaron con la muerte de varios chicos», ha indicado la FRAVM en un comunicado.

«En El Barrio Más Joven entendemos la prevención como el conjunto de acciones que tienden tanto a detectar y reducir los factores de riesgo, como a potenciar los factores de protección y que deben tener un carácter educativo. Al fomentar entre la población juvenil herramientas de autogestión y organización en base a sus necesidades y demandas fomentamos este importante fin del proyecto», ha explicado Gonzalo Gárate, su coordinador.

El proyecto se desarrolla desde diferentes espacios de participación y de desarrollo comunitario como sedes de asociaciones vecinales, locales de asociaciones juveniles y centros juveniles, donde los dinamizadoras acompañan a los jóvenes en procesos de crecimiento y empoderamiento, siempre a través de la escucha activa y la motivación.

En este marco, se han puesto en marcha torneos deportivos, festivales de jóvenes artistas, estudios de grabación, talleres de rap, acciones de carácter social y solidario, excursiones, jornadas de debate, encuentros intergeneracionales o programas de radio.

En su última edición, que finalizó en mayo, se organizaron 342 actividades a lo largo de seis meses de trabajo en las que participaron 6.330 personas. Una labor que ha permitido la creación de 39 nuevos grupos de jóvenes.

«Estos datos corroboran sin duda el positivo impacto de este proyecto, no sólo en la juventud de los barrios en los que se realiza esta intervención, sino también en el conjunto del vecindario, el personal técnico de las Juntas Municipales de Distrito y los agentes sociales», ha subrayado la FRAVM.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas