Conecta con nosotros

Deporte | Madrid

El Real Madrid vence al RB Leipzig alemán

Real Madrid - Leipzig alemán

  • Valverde y Asensio desatascan al Real Madrid

  • Los blancos vencen (2-0) al Leipzig con dos zarpazos en la recta final de un duelo gris en cuanto a juego

El Real Madrid venció (2-0) este miércoles al RB Leipzig alemán y salvó su estreno como local en esta Liga de Campeones, después de dos tardíos goles de Fede Valverde y Marco Asensio que salvaron una noche gris en el Santiago Bernabéu y que sirven seguir liderando su grupo europeo y seguir invicto esta temporada ante un valiente rival que fue mejor en la primera mitad.

El 14 veces campeón de Europa estuvo espeso en la elaboración desde el inicio, con poca frescura y sin conectar en las zonas de ataque. Los alemanas pudieron adelantarse en un primer tiempo donde propusieron más que un Real Madrid más pobre. Sin embargo, con esta victoria los blancos acaban con una racha negativa de tres años consecutivos sin ganar en su estreno como local en Champions.

El conjunto dirigido por Carlo Ancelotti comenzó el partido algo desubicado ante un Leipzig muy bien plantado, con una presión muy alta que tenía la misión de asfixiar a salida de balón de Rüdiger y Nacho. Y rápido obtuvo su premio, cuando en el minuto 5, Forsberg recogió un balón en la medular tras una error en la elaboración blanca, para servir, casi en bandeja, el esférico a Nkunku, que disparó algo centrado y con poco ángulo, provocando la primera parada de Courtois.

El guión del encuentro era el esperado antes del pitido inicial. Un Real Madrid protagonista con el balón, pero sin profundidad por el compromiso de presión y defensivo de los alemanes, dispuestos a arañar algo positivo del feudo blanco. Y tuvieron la segunda más clara, con Nkunku de nuevo como protagonista, recibiendo casi en el área pequeña y pidiendo un penalti que no fue señalado.

Solo los chispazos de Vinicius por la izquierda, con más de un regate de los que gustan en el Santiago Bernabéu, parecían animar a un Real Madrid algo gris en los primeros 15 minutos. Y no fue hasta el primer cuarto de hora cuando gozó de un acercamiento con peligro, con Rodrygo, el elegido para reemplazar a un lesionado Karim Benzema, quien penetró por la parte derecha del área alemana, pero el defensor se le echó rápidamente encima para estorbarle lo necesario.

Pero el Leipzig no se amilanó y siguió demostrando que no venía ‘de paseo’ al Bernabéu. Con otro latigazo en forma de transición en el minuto 21, Forsberg y Werner combinaron y el sueco disparó por encima del largero. El conjunto alemán hacía de la movilidad de sus cuatro hombres más peligrosos su gran amenaza, con un Tchouameni algo desbordado en tareas defensivas.

La dificultad para conectar en ataque y la falta de ocasiones claras de los blancos permitió al conjunto de Marco Rose encontrarse cada vez más cómodo con su planteamiento. De nuevo Nkunku gozó de una ocasión tras una bonita preciosa cuchara de Werner -el más activo hasta ese momento-, aunque el portero belga achicó a tiempo, arriesgando incluso el físico. Aunque la más clara para los visitantes no llegaría hasta el 34′, cuando el francés no acertó un pase letal del delantero alemán.

Las dudas se apoderaban de un Bernabéu algo apagado, que solo despertó con una gran ocasión en forma de disparo algo desviado desde la frontal de Luka Modric. Solo tres minutos después, el croata cayó en el área derribado por Orbán tras controlar un pase elevado de Valverde desde la derecha, un contacto insuficiente para Maurizio Mariani.

LOS GOLES LLEGAN CON UN ZARPAZO A LA CONTRA Y DE ESTRATEGIA

Tras una primera parte sin remates entre los tres palos para el Real Madrid, la segunda mitad comenzó con el Leipzig amenazando y con los locales sin despertar. Ancelotti movió ficha pasado el minuto 60, poco contento con lo que veía en el campo. El revulsivo era Marco Asensio, cuya entrada por Camavinga suscitó una división en la grada después de su enfado al no jugar ni un minuto ante el Mallorca el pasado domingo, y que retrasó al mediocampo a Valverde.

Sin las ideas muy claras a la hora de elaborar, el actual campeón encontró en los contragolpes una potencial baza y así llegó un gran acercamiento tras una galopada de Valverde por la derecha que sirvió a Vinicius, quien no supo rematar con todo ante Gulácsi, que realizó una parada de mucho nivel. También de contra, Rodrygo hizo gala de su velocidad en un dos para dos claro junto a Vinicius, pero la conexión brasileña no funcionó esta vez.

Y esas vertiginosas transiciones dieron sus frutos. En una arrancada de Vinicius por la izquierda, dribló hasta en tre ocasiones a Henrichs, para, tras un recorte final hacia dentro en la esquina del área grande, asistir a Valverde, que esperaba solo en el costado derecho. Ya dentro del área, el uruguayo se deshizo con un toque del defensor para cruzar el esférico a la derecha de Gulácsi y desatascar el encuentro para el Real Madrid en el minuto 80.

El conjunto alemán tuvo algún acercamiento más, aunque ya tocado por el gol en contra. Sin embargo, la puntilla llegó con la pizarra de Ancelotti, cuando Kroos botó raso una falta lateral hacia la frontal, donde Asensio remató al primer toque para colar el balón pegado al palo izquierdo de la portería y asegurar el invicto antes del derbi.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Deporte | Madrid

Un opaco Real Madrid ‘pincha’ ante Osasuna y pierde el liderato

Real Madrid llega a la final de la champions

Los blancos se adelantaron con un gol de Vinicius, pero los rojillos empataron en la segunda parte tras un cabezazo de Kike García

EUROPA PRESS.- El Real Madrid empató (1-1) este domingo ante Osasuna, dejando escapar los primeros puntos de esta temporada y cediendo el liderato ante el FC Barcelona, después de un duelo opaco de los blancos, espesos en la creación y sin acierto de cara a gol, con un Karim Benzema que falló un penalti en su regreso.

Con este empate, el Real Madrid corta su impoluto inicio de nueve victorias seguidas este curso, después de un partido en el que Vinicius adelantó a los locales en la primera parte. En la reanudación tras el descanso, Kike García igualó con un preciso remate de cabeza. Los blancos son ahora segundos en la tabla, con los mismos puntos que el Barça, mientras que los navarros, que ya sumaron un punto en el Bernabéu la pasada campaña, son sextos con 13 puntos.

Osasuna entró al partido muy directo y con la intención de no ceder al pelota al Real Madrid, algo más atascado en el inicio. Tchouaméni protagonizó el primer acercamiento a los cinco minutos, tras un saque de esquina. Los rojillos respondieron en el 15′ con una buena jugada del desequilibrante Abde, que regateó dentro del área a Rodrygo, pero su remate se marchó al lateral de la red. Cinco minutos después, Nacho Vidal no remató de lleno un prometedor balón, en otro acercamiento poco certero de los rojillos.

El conjunto de Ancelotti no estaba cómodo en el duelo, volcando la mayoría de ataques en la parte izquierda con un Vinicius poco acertado hasta el momento. El Osasuna seguía picando y trabajando, con un Abde protagonista. El marroquí tuvo la más clara en el 33′, cuando tras un córner no culminado por los blancos, remató cruzado algo desviado después de una contra lanzada por Moi Gómez.

El equipo blanco despertó con una gran ocasión para Karim Benzema, después de una rápida transición liderada por Vinicius. El brasileño era más peligroso con espacios y centró con el exterior dentro del área para que el francés conectara una sensacional volea en carrera al palo largo que se marchó lamiendo el poste.

Y esa mejoría, ya con más posesión, se confirmó en el 42′, cuando Vinicius recibió en la banda izquierda y oteó el horizonte para poner un balón tocado al centro del área que no terminó de tocar nadie. El esférico se coló en la portería gracias a su efecto, con un Herrera que no reaccionó a tiempo.

El descanso sentó bien al Osasuna y tras la reanudación consiguió el empate con un golazo de Kike García. El delantero rojillo conectó un plástico testarazo tras un centro desde la derecha para batir a Lunin, que no pudo hacer nada para evitar que el esférico se colara por su escuadra derecha. El Real Madrid encajó de nuevo, por lo que sigue sin mantener la portería a cero en el peor dato en Liga desde 2003.

Eran los mejores minutos de los navarros, que pudieron hacer el 1-2 solo tres minutos después, con una internada de Nacho Vidal, que en la línea de fondo cedió para Kike García, quien remató algo forzado y Rüdiger desvió el disparo, en una ocasión clarísima. El intenso aviso hizo mover el banquillo a Ancelotii, que dio entrada a Valverde y Camavinga.

Con el empate, el Osasuna dio un paso hacia atrás y se emparapetó para defender en bloque bajo. Los blancos tuvieron un acercamiento en las botas de Benzema, que controló bien un envío largo, pero estaba en fuera de juego.

Con el partido atascado para los blancos, Camavinga filtró un balón por encima de la defensa que controló el francés dentro del área, cuando recibió un empujón impidiendo su remate. La acción no fue sancionada en primera instancia por Cuadra Fernández, que fue avisado para revisar la jugada en el VAR. Entonces, el colegiado si vio penalti y expulsó a Unai García, pero el ‘9’ erró su lanzamiento en el 79′ mandando el balón al larguero, ante un Herrera que ya le paró dos penas máximas el año pasado.

Minutos después el francés marcó aprovechando un rebote en el área, pero la jugada estaba invalidada por fuera de juego. Ancelotti sacó toda la artillería, con Asensio y Mariano en el campo, para buscar la victoria en los minutos finales, pero el dominio no se transformó en ocasiones claras. Osasuna seguía agazapado y pudo sentenciar en el 89′, pero el disparo tocado de Moi Gómez se marchó por poco.

Ya en el descuento, Benzema y Mariano tuvieron dos cabezazos claros que se marcharon desviados por poco, en un tiempo añadido en el que no dio sensación de peligro ni metió presión como tiene acostumbrado en los instantes finales. El encuentro acabó en empate, los primeros puntos que deja escapar el Real Madrid esta temporada.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Deporte | Madrid

El Rayo Vallecano y Elche enfrentan sus necesidades en Vallecas

Rayo Vallecano Granada entradas

EUROPA PRESS.- El Rayo Vallecano tratará de interrumpir este lunes, en el último partido de la séptima jornada de LaLiga Santander (21.00 horas), su mala racha de resultados ante un colista Elche que visita Vallecas en busca de su primera victoria del curso.

El cuadro madrileño, duodécimo con siete puntos, tres más que la zona de descenso, perdió terreno con la zona europea –ahora a cinco unidades– tras caer en tres de sus últimos cuatro partidos, el último de ellos antes del parón ante el Athletic Club (3-2).

Los de Andoni Iraola han desaprovechado dos oportunidades de encadenar victorias este curso y ahora pretender romper una serie de cuatro jornadas sin dejar su portería a cero.

Frente a ellos, el conjunto ilicitano, que cierra la clasificación con solo un punto tras un empate y cinco derrotas, se encuentra en serios apuros después de perder sus últimos cuatro choques, en los que solo consiguió anotar un tanto y encajó 12.

Los números, que sitúan a los franjiverdes como el equipo más goleado (16) y el segundo menos goleador (2), ponen en peligro la continuidad del almeriense Francisco en el banquillo, todo en un mes en el que aun se tienen que enfrentar al Valencia y al Real Madrid.

Con la única baja de Andrés Martín, Salvi Sánchez y Pep Chavarría volverán a estar disponibles en el equipo rayista, mientras que Gonzalo Verdú se perderá, por roja directa, el partido por los ilicitanos, que tampoco podrán contar con Jony Álamo, Javier Pastore ni Fidel Chaves y que tienen la duda de Omar Mascarell.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas