Lun 15 abril 2024
12 : 26
Cultura | Madrid

‘Robots’ lleva la corrupción de la pandemia al teatro

Publicado

el

MADRID.-'Robots', un thriller que "unifica lenguaje teatral" y "ritmo de cine" para tratar la corrupción en la pandemia

Este thriller «unifica lenguaje teatral» y «ritmo de cine» para hablar de manipulación y sed de poder

Los Teatros del Canal han estrenado en plena Semana Santa ‘Robots’, un thriller que «unifica el lenguaje teatral con el lenguaje cinematográfico» y que «habla del poder, de la manipulación y de esa sed de poder que, a veces, dirige a las personas en su vida».

Su director Gabriel Olivares ha explicado en declaraciones, que ha trabajado «con el movimiento y el dinamismo que puede tener el cine y lo audiovisual, pero traspasado al lenguaje teatral». «Había que plantearse hacer algo único y es lo que hemos hecho», ha añadido.

Además, «la casualidad» ha hecho que esta obra, que «lleva escrita más de dos años», se estrene en Madrid, en un momento en que el tema de telón de fondo de la obra -la corrupción en la pandemia-, esté en primer plano de la actualidad política.

«Cuando una función en la fecha de estreno coincide con lo que pasa en la actualidad, nos ayuda a poner la lupa y el ojetivo de una manera más reflexiva y, en este caso, está más allá de buenos y malos, esta función habla sobre todo del poder», ha matizado.

Juanjo Artero y el elenco

Juanjo Artero, que debuta en Teatros del Canal con este espectáculo, comparte protagonismo con Ana Turpin, Iker Lastra, Abraham Arenas, Alejandra Prieto, Arantxa Sanchís, María Asensi y Jesús Redondo. Ellos hacen posible el juego dramático de Robots, que no se centra en el aspecto emocional que sacudió a la gente durante la emergencia sanitaria, sino que se ciñe a las reglas de un thriller de corrupción.

Unos de los protagonistas, Juanjo Artero, ha reflexionado sobre la coincidencia de la obra con la actualidad, asegurando que «a la gente sí le gusta ver reflejado en teatro, en cine o en el arte en general, lo que está viviendo y, si se siente identificado y se lo cuentas, le gusta más», de hecho ha añadido que el público «sale emocionado porque es un análisis de unos momentos que no se había hecho».

En esta misma línea, su compañera de reparto, Alejandra Prieto, ha destacado que «es curioso que con todo lo que hemos pasado haya tan poca obra dramática sobre el tema» y ha valorado que en esta obra se trate y, además con un «montaje muy cinematográfico, dinámico y trepidante», «para verlo con perspectiva y también con cierto humor».

Para la protagonista femenina, Ana Turpin, lo que tiene que hacer el teatro «es enseñar lo que pasa y que sea un espejo donde mirarnos para poder cambiar y transformarnos».

«Está claro que estamos en un momento donde los valores, a veces, brillan por su ausencia y en que el interés personal es más grande que el interés colectivo. Ojalá eso pueda cambiar, es lo que intentamos demostrar desde esta obra, cómo el poder y la corrupción nos va quitando lo mejor de nosotros mismos que es la humanidad», ha reflexionado la actriz.

Por último, el actor, Íker Lastra, ha desvelado que «algo que dice todo el mundo tras ver la obra, es que esto hay que vivirlo», y «se van», según relata el actor, «con el corazón y el estómago encogidos y, a la vez, con una apertura» en la que nos agradecen «que alguien muestre este drama, con esta candidez y también con este humor».

Argumento de la obra

En pleno confinamiento, Enrique Gálvez, banquero del Banco Futuro, averigua que está en la lista de posibles imputados por una operación corrupta del banco. No puede creer en la posibilidad de ir a la cárcel: solo hizo lo que quería la presidenta del banco, Carmen Dávila, quien está buscando una cabeza de turco.

Cuando más desesperado está, recibe la llamada providencial de Silvia Becerra, una científica activista y cooperante en varias fundaciones que quiere llevar a España cuatro robots de tecnología americana para hacer tests PCR mucho más rápido, pero cuestan 4 millones de euros y están en China.

La pandemia lo ha cambiado todo y las trabas burocráticas y logísticas ponen en peligro la llegada de los robots a España. Enrique pide ayuda a Roberto Maldonado, un político amargado por haber sido relegado por su propio partido a un cargo intermedio en un ministerio secundario como el de Sanidad. Maldonado cree que los robots pueden relanzar su carrera.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -
Cultura | Madrid
El Fernán Gómez acoge la segunda edición del Ciclo de Teatro y Derechos Humanos del 18 de abril al 19 de mayo

Publicado

el

Por

Fernán Gómez
Continuar leyendo
Cultura | Madrid
Retiro organiza visitas guiadas por el Ritz, el Prado, el Panteón o el Museo Naval

Publicado

el

Por

MADRID.-Retiro organiza visitas guiadas por el Paisaje de la Luz y enclaves como el Prado, el Panteón o el Museo Naval
Continuar leyendo