Conecta con nosotros

Sucesos | Alcalá de Henares

La acusación particular solicita 25 años de cárcel para el presunto descuartizador de Alcalá

EUROPA PRESS – La acusación particular en el juicio contra Manuel M., acusado de asesinar de dos puñaladas en la espalda a su expareja y ocultar más de un año su cadáver descuartizado en un arcón congelador, solicita 25 años de prisión por un delito de asesinato.

La Audiencia Provincial de Madrid ha arrancado esta mañana la vista oral con la selección de los nueve miembros del jurado popular que enjuiciará los hechos ocurridos en octubre de 2017. Mañana las partes expondrán sus informes previos al juicio y declarará el acusado.

Tras cometer el crimen, según el fiscal, Manuel M. fragmentó en siete partes el cuerpo sin vida de la mujer y lo mantuvo oculto durante más de un año en un arcón congelador situado en una habitación de su piso compartido.

La abogada de la familia ha comentado a su llegada que elevan a 25 años de cárcel su petición de condena, señalando que consideran que hay elementos suficientes para enervar su presunción de inocencia. También ha apuntado que «en su momento» reconoció el asesinato.

Según el fiscal, que solicita 20 años de prisión, el acusado inició en el verano de 2014 una relación sentimental con la víctima que se prolongó hasta septiembre de 2017, fecha en la que la mujer decidió romper de forma unilateral con su pareja «dada la deteriorada situación que mantenía con el acusado».

Pese a ello, ambos siguieron conviviendo en una habitación alquilada en un piso de Alcalá de Henares, «lo que era fuente de numerosos conflictos y disputas entre ellos».

Así, sobre las 4:00 horas del 6 de octubre de 2017 la mujer llegó a la habitación que compartía con su expareja sentimental una vez finalizada su jornada de trabajo en un pub.

En ese preciso instante, se inició una fuerte discusión entre ellos a lo largo de la cual, el acusado, mordió a la víctima en el antebrazo y a continuación le propinó un fuerte puñetazo. La mujer quedó «seriamente» herida, lo que fue aprovechado por M.M.A. para coger un cuchillo y clavárselo dos veces en la espalda.

Durante los dos días siguientes al fallecimiento de su expareja, el acusado procedió a fragmentar el cuerpo de la joven en siete partes que mantuvo guardadas en un arcón congelador que tenía enchufado a la red.

Además, transcurridas 24 horas de la muerte de D.O.L. solicitó el cambio de contraseñas de la cuenta personal del correo electrónico de la joven tras revisar el contenido del teléfono de la mujer y pidió también la vinculación de la cuenta de Whatsapp con un número de teléfono nuevo «con la finalidad de acceder a estos servicios y controlar sus perfiles desde las redes sociales».

Una vez realizados los cambios, los días 8 y 10 de octubre de 2017 M. M.A. «haciéndose pasar por la víctima envió al propietario de la vivienda en la que residían varios WhatsApp en los que le decía, que si no le veía le dejaría el dinero del alquiler al acusado, que la habían dejado un teléfono nuevo ya que el antiguo no le iba bien, igualmente le pedía perdón por la otra noche entre el ratoncillo y el perro», le decía que había sacado sus cosas de la habitación y que se había ido a Madrid porque le había salido un trabajo muy bueno».

SIMULÓ SER LA VÍCTIMA

El 9 de octubre de 2017 el acusado, publicó en el perfil de su expareja en Facebook: «estoy haciendo varios cambios en mi vida si no vuelves a saber nada de mí, tú eres uno de ellos» e incluso mantuvo conversaciones con Whatsapp con sus compañeras de trabajo.

Por último, el 6 de octubre de 2017, se dirigió a un estanco y utilizando la tarjeta visa de la mujer efectuó una compra por importe de 4,85 euros valiéndose del pago contactless.

La madre adoptiva de la joven denunció su desaparición el 30 de diciembre de 2018, y tras acordar el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Alcalá de Henares la entrada y registro en la habitación con baño que constituía el domicilio de D. O. L.

En su interior y, enchufado a la red al lado del baño, se encontró el arcón congelador cerrado en cuyo interior estaba el cuerpo de la mujer «desmembrado y congelado adherido a las paredes del mismo», y encima del arcón 5 ambientadores y tres soportes de quemadores de incienso.

El acusado fue detenido el 8 de febrero de 2019. El representante del Ministerio Público le imputa los delitos de asesinato, profanación de cadáveres y estafa.

En concepto de responsabilidad civil le reclama 240.000 de indemnización para los padres de la víctima y otros 7.000 euros para cada una de las dos hermanas de D.O.L.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sucesos | Alcalá de Henares

MADRID.-Alcalá.- El dispositivo especial de policía en zonas de esparcimiento nocturno acomete 300 actuaciones en dos meses

EUROPA PRESS – La Policía Local de Alcalá de Henares puso en marcha, el pasado mes de junio, un dispositivo especial camuflado en zonas públicas de esparcimiento nocturno (ZESEN), con el objetivo de evitar prácticas de vandalismo e incivismo que afectaran a la convivencia ciudadana en verano y ha realizado en dos meses más de 300 actuaciones policiales de vigilancia.

En total se han levantado un total de 43 actas para sanción administrativa, 36 de las cuales han sido por consumo de alcohol. El resto de sanciones corresponde a consumo de drogas, ruidos y molestias, perros potencialmente peligrosos y limpieza viaria, recoge el Ayuntamiento en un comunicado.

Este dispositivo especial se puso en marcha para evitar el posible aumento de los problemas de convivencia que los meses de verano, con la subida de las temperaturas y el aumento del uso del espacio público, pueden generar. Se determinaron las zonas de esparcimiento sensibles en horario nocturno y se destinaron dispositivos camuflados para realizar una patrulla policial discreta.

El segundo teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Alberto Blázquez, ha agradecido a los agentes de la Policía Local «su trabajo y dedicación, cuidando por el bienestar y la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas de Alcalá de Henares». «Reiteramos nuestra apuesta por la vigilancia policial en aquellos puntos en los que se puedan generar molestias y problemas de incivismo», ha insistido.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Sucesos | Alcalá de Henares

Detenido un vecino de Alcalá de Henares por intrusión informática y estafar 20.000 euros a una empresa gallega

Detenido Alcalá intrusión informática

EUROPA PRESS – La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Alcalá de Henares por un delito de intrusión informática y estafa de unos 20.000 euros a una empresa del municipio de Carballo (A Coruña) en la compraventa de un vehículo.

Según ha informado el Instituto Armado, la ‘Operación Gabiss’ llevada a cabo por el Equipo Coruña de la Comandancia de Guardia Civil de A Coruña con el apoyo operativo de la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional de Alcalá de Henares, ha detenido a un ciudadano camerunés residente en Alcalá de Henares dedicado a realizar estafas utilizando las nuevas tecnologías.

Los hechos sucedieron a raíz de la denuncia interpuesta en el Cuartel de la Guardia Civil de Carballo, en la que la víctima, una empresa ubicada en esta localidad, manifestó haber sufrido una estafa por valor de 40.000 euros, de los cuales perdió finalmente 20.000, en la compraventa de un vehículo.

La estafa se la habían realizado con el conocido método de la ‘factura’, detalla la Benemérita, que consiste en «el hackeo del ordenador de la empresa, mediante un malware, con el fin de conocer las gestiones que desarrollan con esa dirección, nombre y cargo del usuario y correo electrónico, consiguiendo así los datos financieros confidenciales de la compañía».

Una vez que obtuvieron la información, suplantaron la identidad de un responsable de las operaciones corporativas y, tras ello, relatan las mismas fuentes, «empezaron a operar realizando distintos envíos de correos electrónicos al contable de la empresa, haciéndose pasar por un proveedor habitual, e indicándole un número de cuenta bancaria diferente a la habitual donde debían de ingresar los abonos».

El equipo @Coruña, tras la investigación, pudo determinar que el detenido suplantaba la identidad de una empresa de compraventa de vehículos, «para engañar a las víctimas, haciéndoles creer que pagaba las facturas a la empresa suplantada, siendo realmente enviado el dinero a una cuenta bancaria distinta».

Los 20.000 euros, tras entrar en la «cuenta bancaria puente», explica el Instituto Armado, «pasaban a otras cuentas para, posteriormente, ser extraídos por parte del detenido mediante presencia física en entidades bancarias y cajeros de la zona de Madrid».

El detenido, al que le constaban antecedentes por hechos delictivos por delitos contra el patrimonio, ha sido puesto a disposición judicial de los juzgados de Alcalá de Henares.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas