Conecta con nosotros

Sucesos | Comunidad de Madrid

El laboratorio denunciado por una víctima de los ‘bebés robados’ reconoce errores en los cotejos del ADN con su hija

EUROPA PRESS.- Mercedes Moya, víctima de la trama de los ‘bebés robados’ en España, se ha enfrentado en los tribunales con el laboratorio genético que erró hasta en tres análisis en el cotejo de su ADN con el de su hija biológica, con quien se reencontró 40 años después de ser arrancada de sus brazos en un taxi.

Los juzgados de Alcobendas celebraron la vista oral el pasado 29 de abril por la denuncia interpuesta por la afectada contra el laboratorio LabGenetics de negligencia profesional.

Este laboratorio colabora con la asociación S.O.S. Bebés Robados creando un banco de ADN tanto de las madres que sufrieron el robo de sus hijos como de los hijos que buscan a sus progenitores, para poder establecer las coincidencias genéticas.

«Salímos muy contentos del juicio porque pudimos demostrar la verdad con pruebas», ha destacado Mercedes Moya a Europa Press indicando que la parte denunciada reconoció los errores cometidos en tres de los análisis del perfil genético.

En marzo de 2014, Mercedes acudió a la sede del laboratorio a fin de que recogieran muestras biológicas. Su perfil genético se incorporó en la base de datos generada. Este primer cotejo fue negativo.

En julio de 2018, acudió su hija ante las sospechas de que Mercedes podría ser su madre. Tras introducirse su perfil genético, el informe hizo constar que el resultado era negativo tras el cotejo realizado con la base de datos de posibles padres/madres biológicos.

Por tanto, «el laboratorio no advirtió la coincidencia que existía entre los marcadores genéticos de Mercedes y los de su hija», según consta en la denuncia. Pero ante la insistencia de su hija respecto a la maternidad de la denunciante, decidieron someterse a una nueva prueba genética.

Así, a través de un programa informático de análisis, se realizaron un test de paternidad, cuyas conclusiones confirmaron la relación de maternidad biológica entre ambas mujeres.

En mayo de 2019, el laboratorio remitió un escrito a Mercedes en el que informaba de que se había detectado un error al no detectarse la compatibilidad entre los perfiles genéticos.

«La base de datos nos devolvió el resultado correcto pero nosotros lo pasamos por alto», manifestó, por lo que la denunciante entiende que el laboratorio cometió una grave negligencia.

CONCILIACIÓN

Para evitar ir a juicio, se celebró un acto de conciliación al que no asistió la otra parte. Finalmente, la vista oral se celebró hace unos días.

«Nos engañaron antes, mientras y después», ha recriminado la víctima en declaraciones a Europa Press. A Mercedes una monja la quitó a su hija de los brazos en 1978. Sostiene que la monja la presionó para firmar unos documentos ante notario.

Tras 40 años, madre e hija se reencontraron. Durante años, Mercedes pensó por error que su pequeña era la hija de un conocido cantante, que vio en las oficinas de la monja.

Pero en 2010 a través de la página web de la asociación S.O.S. Bebés Robados la localizó gracias a un mensaje que su hija, que vive en México, había dejado con datos sobre su nacimiento y el hospital dónde había nacido.

«Durante un año estuve llamando al laboratorio diciéndoles que era mi hija pero seguía dando negativo. Finalmente, reconocieron su error pero han estado engañando a otras madres», ha denunciado.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -
Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sucesos | Comunidad de Madrid

Detenida una falsa veterinaria que ejercía sin titulación y utilizando números de otros colegiados

detenida mujer ejercía titulación

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza han detenido a una mujer en la capital que estaba ejerciendo de veterinaria sin haber obtenido titulación alguna, ha informado este viernes la Comandancia de Madrid en una nota de prensa.

La detenida además abrió en 2021 una clínica en un barrio madrileño donde además atendía y recetaba fármacos a los animales utilizando números de colegiados de veterinarios que eran ajenos a que se estaba utilizando su numeración oficial.

La denuncia fue interpuesta el pasado mes de marzo, por el Colegio de Veterinarios de Madrid, quién puso en conocimiento de los Agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza un posible caso de intrusismo profesional. Con los datos aportados por el organismo oficial, los agentes comenzaron sus labores de investigación de los agentes, tomando diversas manifestaciones que permitieron corroborar los hechos denunciados.

Así, la detenida abrió en marzo de 2021 una clínica veterinaria, según se desprende de los testimonios esta mujer pasaba consulta a los animales y recetaba fármacos para el tratamiento de los mismos. Los agentes han comprobado que al menos hasta en 36 ocasiones ha conformado recetas las cuales firmaba y rubricada con números de colegiados que no le pertenecían. Concretamente uno de los números lo tiene asignado una veterinaria de Palma de Mallorca y el otro se corresponde con un veterinario que ya ha fallecido.

Tras cursar una inspección en el hospital veterinario que regenta, los agentes detuvieron a la mujer, de nacionalidad española de 57 años de edad, por su implicación en los delitos de intrusismo profesional y falsedad de documento público. Además se está investigando su posible participación en un delito de maltrato animal, ya que hay una cliente que ha denunciado una negligencia para con su mascota. La detenida fue puesta a disposición de la autoridad judicial competente.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Sucesos | Comunidad de Madrid

38 detenidos por utilizar empresas ficticias para darse de alta en la Seguridad Social

38 empresas ficticias seguridad

Gestionaban matrimonios concertados para pedir permisos de residencia de familiar de comunitario, ofreciendo 3.000€ para que la mujer que accediera

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 38 personas por utilizar empresas ficticias para darse de alta en la Seguridad Social, llegando a generar una deuda de casi 90.000 euros, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid este jueves en una nota de prensa.

Dos de las detenidas actuaban de intermediarias para la obtención de prestaciones por desempleo, permisos de residencia y créditos bancarios. También gestionaban matrimonios concertados.

La investigación comenzó en enero de 2021 y se desarrolló en dos fases. La primera concluyó en julio del año pasado con la detención de 20 personas, entre ellas el cabecilla del entramado.

Según pudieron comprobar los agentes, este varón regentaba una oficina en el distrito madrileño de Carabanchel desde donde se tramitaban alquileres de viviendas, créditos personales, ventas de contratos de trabajo, altas en la Seguridad Social y realización de matrimonios concertados para la obtención de permisos de residencia.

En la segunda fase, que se saldó con la detención de 38 personas, dos de ellas intermediarias, finalizó a mediados del mes de noviembre del presente año.

Mediante dos empresas ficticias, dedicadas supuestamente a la construcción y a la confección de ropa, respectivamente, se simularon relaciones laborales de hasta 56 trabajadores que permitieron acreditar medios de vida suficientes para tramitar permisos de residencia, prestaciones de desempleo y otros beneficios inherentes a la Seguridad Social.

De este modo, llegaron a generar una deuda por el impago de cuotas a la Seguridad Social de 63.000 euros y de 26.000 euros por el cobro indebido de prestaciones por desempleo.

Los presuntos delincuentes disponían de distintas tarifas para sus clientes en función de los servicios solicitados. Cobraban 3.500 euros por un contrato de trabajo para regularizar la situación en España de un ciudadano extranjero y 600 euros por el alta en una de las empresas.

Otro de los servicios ofertados consistía en la solicitud de préstamos bancarios, mediante nóminas falsas como garantía de los mismos. Una vez fueran concedidos, acordaban cobrar una comisión del 15 por ciento del cómputo total.

MATRIMONIOS CONCERTADOS

También gestionaban matrimonios concertados con ciudadanas comunitarias, a las que ofrecían hasta 3.000 euros, para poder regularizar la situación de los extranjeros mediante la solicitud de residencia por ser familiar de comunitario. En total, se habrían tramitado de forma fraudulenta 66 permisos de residencia de distinto carácter.

Por estos hechos, a mediados de noviembre, se procedió a la detención de 38 personas, 22 mujeres y 16 varones, como presuntos autores de un delito de falsedad documental.

Además, a las dos intermediarias también se les imputa un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas