Vie 19 abril 2024
21 : 07
Social | Comunidad de Madrid

Entre un 0,5 y un 2% de la población española es ya adicta al juego

Publicado

el

Los jóvenes de entre 18 y 25 años sufren más riesgo de desarrollar una adicción, aunque actualmente la media para pedir ayuda ronda los 40 años

Con motivo del Día Internacional del Juego Responsable que se celebra este sábado 17 de febrero hablamos con Pablo Llama, psicólogo de Proyecto Hombre Madrid, para saber más acerca de las cifras de la ludopatía

Según el último estudio de la Dirección General de Ordenación del Juego del Ministerio de Consumo titulado “Estudio de Prevalencia de Juego 2022-2023”, los jóvenes españoles son los que más riesgo corren a la hora de desarrollar una adicción al juego.

Las adicciones comienzan en la adolescencia, pero no es hasta la madurez que los afectados se deciden por pedir ayuda. La media se sitúa en 39 años en el caso de los hombres, 43 en las mujeres. Una brecha de género que, también en las adicciones, se encuentra muy presente.

En palabras de Pablo Llama, psicólogo de la ONG Proyecto Hombre Madrid: “no es lo mismo ser adicto para un hombre que para una mujer”. Entra entonces en juego el factor de la “doble transgresión femenina”. Al estigma del “ser adicto” se le suma entonces el estigma de “ser mujer adicta”, algo que con el paso del tiempo se va normalizando aunque, según asegura el psicólogo, “aún queda mucho por hacer”.

Pero ¿existe un perfil del adicto?

La RAE define la adicción como la «Dependencia del consumo de alguna sustancia o de la práctica de una actividad». Añadiríamos aquí que estas prácticas sean nocivas para la salud o el equilibrio psíquico, como en el caso de una ludopatía. Pueden existir comorbilidades en las adicciones igual que sucede con las enfermedades mentales, de hecho, es relativamente frecuente que se de esta coincidencia de varias en una misma persona.

No obstante, Pablo Llama recalca que no es correcto hablar de un “perfil del adicto”: “la causalidad de las adicciones es muy heterogénea y es múltiple, depende de muchas variables contextuales y decir que existe un perfil del adicto no se ajustaría a la realidad”.

Cualquier persona, por lo tanto, en la que se diesen esas causalidades podría desarrollar el problema y es importante, señala el psicólogo “no estigmatizar” o identificar a un tipo de persona como el “perfil del adicto”

Más de 20 años para recibir ayuda

En parte este estigma es el responsable de que, de media, tanto hombres como mujeres tarden más de 20 años en buscar ayuda para su problema. Según datos de la ONG Proyecto Hombre Madrid, la edad media de inicio en el juego en España se estima en torno a los 14, 15 años. De media, no se busca ayuda hasta pasados los 40.

Para Pablo Llama, aquí compartimos responsabilidad tanto los profesionales de la salud mental, ONGS como Proyecto Hombre, medios de comunicación y la sociedad en general. “Es difícil reconocer que estamos entrando en un proceso adictivo, uno no se vuelve adicto de la noche a la mañana. Es un proceso largo y continuo que tendemos a normalizar. Nos vamos acostumbrando a que sea normal en nuestra vida y entendemos que como lo estamos haciendo, no tiene por qué ser malo. Es importante entonces que el entorno señale el problema”. La divulgación en este sentido es crucial para que socialmente seamos capaces de reconocer un problema de adicción y tengamos herramientas para combatirlo.

Síntomas de la adicción al juego

Cualquier adicción tiene una afectación en la vida cotidiana de las personas. Para detectarla, el psicólogo Pablo Llama nos ofrece algunos indicadores que pueden hacer saltar las señales de alarma: “en el caso del juego uno de los indicadores que normalmente más llama la atención a las familias es la gestión del dinero. Lógicamente al apostar pierdes mucho dinero o al menos lo manejas de una manera más extraña”.

Serían también indicadores ya no solo de la adicción al juego sino de cualquier tipo de adicción: dejar de estudiar, faltar al trabajo, dejar de dormir o dormir muy pocas horas, descuidar la higiene personal

No obstante, el psicólogo apunta que no siempre es necesario llegar a síntomas tan extremos para detectar que existe un problema “puede haber cambios que sean un poquito más sutiles como más irascibilidad, tendencia a aislarse, dejar de hacer actividades que antes nos gustaban…”

De manera aislada estos indicadores no tendrían por qué delatar un problema de adicción, sin embargo, en relación con una conducta problemática si deberían preocupar al entorno de la persona que los presenta.

¿Cómo ayudar a una persona adicta al juego?

Para ayuda a una persona con un problema de adicción, tanto al juego como a cualquier tipo de sustancia lo mejor es buscar un asesoramiento especializado que se adecue a cada caso concreto.

Proyecto Hombre Madrid es una organización laica sin ánimo de lucro y referente en el ámbito de las adicciones que cada año atiende a más de 5.700 personas.

Tanto si te gustaría recibir asesoramiento como si necesitas recibir tratamiento por un problema de adicción, puedes encontrar más información en su página web, llamando al 91 542 02 71 o escribiendo a info@proyectohombremadrid.org.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -
Social | Comunidad de Madrid
Más de 200 familias de Cañada Real se dirigen a la Comunidad para reclamar la restauración del suministro eléctrico

Publicado

el

Por

MADRID.-Más de 200 familias de Cañada Real se dirigen a la Comunidad para reclamar la restauración del suministro eléctrico
Continuar leyendo
Seguridad | Comunidad de Madrid
Casi la totalidad de personas con adicción al juego presenta otro trastorno mental, según un estudio

Publicado

el

Por

Juego
Continuar leyendo