Conecta con nosotros

Sanidad | Comunidad de Madrid

El número de médicos colegiados en la Comunidad se incrementó un 2,6% en 2020 y el de enfermeros creció un 2,2%

EUROPA PRESS- El número de médicos colegiados en la Comunidad de Madrid aumentó un 2,6% en 2020 con respecto al año anterior, mientras que el de enfermeros creció un 2,2%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, el pasado año se registraron un total de 47.180 médicos colegiados en la región, con un incremento del 2,6% que se sitúa por debajo de la media nacional, con un crecimiento del 3,1% hasta alcanzar un total de 276.191 en el año 2020.

En términos generales, el número de médicos colegiados aumentó en todas las comunidades autónomas en 2020, aunque los mayores incrementos se dieron en Ceuta (5,4%), Canarias (4,2%) y Murcia (4%), mientras que los menores fueron en Melilla y La Rioja (1,9% en ambas) y Aragón (2,1%).

Asimismo, Madrid, con 6,99 por cada 1.000 habitantes, se sitúa en segunda posición en cuanto a mayores tasas de médicos, por detrás de Aragón (7,03) y por delante de Asturias (6,75). Mientras, las más bajas fueron en Melilla (3,90) y Ceuta (4,16) y en Castilla-La Mancha (4,59).

Por su parte, los enfermeros colegiados se incrementaron en la región en un 2,2% (1.200 personas) hasta llegar a los 54.582, también por debajo de la media nacional, con un crecimiento del 2,8% hasta llegar a 325.018.

En términos generales, el número de enfermeros colegiados aumentó respecto al año anterior en todas las comunidades autónomas, salvo en Galicia (-1,9%), La Rioja (-0,9) y Navarra (-0,8%). Los mayores incrementos se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (8,8%) y Ceuta (6,4) y en Canarias (6,1%).

Las comunidades con mayores tasas de enfermeros colegiados fueron Comunidad Foral de Navarra (10,37 por cada 1.000 habitantes), Cantabria (8,47) y Madrid (8,09). Las menores tasas se dieron en Murcia (4,67), Galicia (5,33) y Baleares (5,61).

RESTO DE PROFESIONES

A nivel nacional, el número de colegiados del resto de profesiones sanitarias que recoge la estadística también aumentó, excepto el de protésicos dentales (-1,8%) y el de químicos con especialidad sanitaria (-0,3%). En este sentido, el INE ha informado de que los mayores incrementos se dieron en terapeutas ocupacionales (18,3%), físicos con especialidad sanitaria (11,9%) y dietistas nutricionistas (7,6%).

La función sanitaria tiene una presencia mayoritariamente femenina, muestra de ello es que en el año 2020 había más mujeres colegiadas que hombres en 14 de las 16 profesiones analizadas. Los colectivos con mayor porcentaje de mujeres fueron los de logopedas (el 93,6% eran mujeres), terapeutas ocupacionales (90,7%) y dietistas nutricionistas (85,3%). Por el contrario, las profesiones que presentaron los menores índices de feminidad en 2020 fueron protésicos dentales (29,1%), físicos con especialidad sanitaria (34,4%) y veterinarios (51,0%).

Atendiendo a la distribución por grupos de edad, los mayores porcentajes de profesionales sanitarios menores de 45 años se encontraron en terapeutas ocupacionales (91,3%), dietistas nutricionistas (88,0%) y fisioterapeutas (82,9%). Por su parte, los menores porcentajes en este grupo de edad se dieron en los colectivos de médicos (37,8%), biólogos con especialidad sanitaria (40,5%) y protésicos dentales (41,2%).

Según la situación laboral, los menores porcentajes de profesionales colegiados no jubilados se dieron en médicos (84,1%), enfermeros (89,3%) y farmacéuticos (93,5%). No obstante, los mayores en químicos con especialidad sanitaria (100%), dietistas nutricionistas (99,9%) y terapeutas ocupacionales (99,8%).

RATIOS DEL RESTO DE PROFESIONES

En cuanto al resto de profesiones, los ratios más elevados de farmacéuticos colegiados por cada 1.000 habitantes se dieron en Navarra (2,29), Madrid (2) y Galicia (1,98). Por su parte, las menores tasas se encontraron en Melilla y Ceuta (1,07 en ambas) y en Baleares (1,17).

Las mayores tasas de fisioterapeutas se presentaron Madrid (1,70 por cada 1.000 habitantes), Asturias (1,50) y Cantabria (1,49); y las más bajas en Ceuta (0,57), Melilla (0,65) y en Andalucía (0,95). Las tasas más elevadas de dentistas colegiados se dieron en Madrid (1,28), Asturias (0,90) y la Comunidad Valenciana (0,89); y las más bajas en Ceuta (0,45), Castilla-La Mancha (0,49) y Melilla (0,53).

Por otro lado, as tasas más altas de psicólogos con especialidad sanitaria fueron de 1,74 por 1.000 habitantes en Madrid, de 1,09 en la ciudad autónoma de Melilla y de 0,93 en Asturias. Por su parte, las más bajas fueron de 0,24 en Castilla-La Mancha, de 0,35 en Ceuta y de 0,43 en Cataluña.

Murcia presentó la mayor tasa de ópticos-optometristas colegiados (0,53), seguida de Madrid (0,48) y la Comunidad Valenciana (0,47). Las tasas más bajas se dieron en Melilla y Ceuta (0,21 en ambas) y en Baleares (0,25).

Las comunidades con mayores tasas de logopedas colegiados fueron Murcia (0,44), Cataluña (0,38) y Cantabria (0,33). Aragón tuvo la tasa más baja (0,12) seguida de Extremadura, País Vasco y +Madrid (0,18 en las tres). Los podólogos registraron las tasas más altas en Extremadura (0,29), Comunidad Valenciana (0,23) y Madrid (0,22).

Este colectivo registró las menores tasas en la ciudad autónoma de Melilla y Canarias (0,05 en ambas) y en Ceuta (0,07). Las comunidades con mayores tasas de protésicos dentales colegiados fueron Cantabria (0,27 por 1.000 habitantes), Comunidad Valenciana (0,25) y Aragón (0,20). Y las que presentaron las tasas más bajas fueron La Rioja y Castilla-La Mancha (0,09 en ambas) y Navarra, Extremadura y Canarias (0,12 las tres).

En cuanto a los dietistas nutricionistas, Navarra (0,43) y Cataluña (0,21) tuvieron las tasas más altas, seguidas de Murcia, Aragón y Comunidad Valenciana (0,16 en las tres). Por el contrario las más bajas se dieron en la ciudad autónoma de Ceuta (0,02) y en Asturias, Galicia y la ciudad autónoma de Melilla (0,05 en las tres).

Por último, las tasas más altas de terapeutas ocupacionales5 colegiados se registraron el Extremadura (0,63), Aragón (0,45) y Navarra (0,33); mientras que las más bajas en Canarias (0,03), Comunidad Valenciana (0,08) y Cataluña (0,09).

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Sanidad | Comunidad de Madrid

Pediatras de Atención Primaria apoyan las movilizaciones en Extremadura, Madrid, Cantabria

pediatras movilizaciones

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha manifestado su «apoyo total» a las movilizaciones de los pediatras y médicos de familia de toda España, particularmente las que se están realizando en Cantabria, Madrid, y las previstas en Extremadura.

A través de un comunicado, AEPap ha denunciado las condiciones laborales precarias que impiden a los médicos jóvenes ejercer su profesión en las consultas de los centros de salud, la mayoría de ellos manifiestan que la Atención Primaria «está muerta».

«Esto se debe principalmente a los contratos en precario y a la masificación de las consultas con accesibilidad ilimitada y agendas infinitas, más gravosas para los pediatras que suelen ser personal único por turno. Cuando falta un pediatra el que queda tiene que ver al doble de pacientes, durante todo el tiempo que dure la ausencia, con el consecuente riesgo para la seguridad de los pacientes y los efectos de la sobrecarga sobre la salud del pediatra», ha explicado la presidenta de AEPap, Concepción Sánchez Pina.

En el caso de la Comunidad de Madrid, «la situación de la pediatría en muchos centros de salud es caótica, con una o varias plazas vacantes y compañeros con bajas laborales prolongadas», ha detallado la presidenta de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria, AMPap, Amanda Fernández.

La Consejería de Sanidad reconoce que hay más de 200 plazas de pediatría vacantes, de un total de poco más de 900 plazas. La promesa de potenciar los turnos deslizantes (alternar mañanas y tardes) para las plazas de horario fijo de turno de tarde ya está recogida y publicada en febrero de 2007, cuando la realidad es que en la última oposición de consolidación de empleo convocada en 2019 y finalmente resuelta en 2022, de un total de 355 plazas, 336 son plazas de turno de tarde y sólo 19 plazas son de turno de mañanas (el 5,65%).

«¿Es esto potenciar los turnos deslizantes? ¿Es esto favorecer la conciliación tal y como se comprometió la Administración en el Marco Estratégico de Atención Primaria del año 2019?», se ha preguntado la doctora Fernández.

Además, denuncia que la Administración «se reserva el derecho de anular los turnos deslizantes asignados temporalmente en situaciones complejas, como ha ocurrido durante la pandemia, relegando a horarios incompatibles con la vida familiar a pediatras y médicos de familia que ya habían mejorado su situación».

«No existen en ninguna otra Comunidad Autónoma tantas plazas de turnos de tarde fijos como en la Comunidad de Madrid», ha asegurado. Para la representante de los pediatras madrileños, los turnos de tarde deberían compensarse económicamente, «otro de los compromisos incumplidos desde el año 2007».

De la misma forma, Amanda Fernández ha resaltado que «hace años que se ha prescindido de la consulta de enfermería de pediatría en muchos centros de salud en Madrid». «Muchos pediatras trabajan a diario con más de cinco enfermeros de familia diferentes, distando mucho de ser la situación ideal. También los cupos de población asignada por pediatra son abusivos, generando así una asistencia de peor calidad que en otras comunidades autónomas», ha esgrimido.

Por último, los pediatras de Atención Primaria consideran que «se precisan medidas urgentes de educación a la población y de limitación de la demanda, potenciando la autogestión en problemas de salud menores y desaparición de la burocracia innecesaria en unas consultas ya saturadas por el déficit de pediatras».

Continuar leyendo

Sanidad | Comunidad de Madrid

La FADSP lamenta que haya descendido la satisfacción de los ciudadanos con la sanidad pública

FADSP satisfacción sanidad pública

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha lamentado que la puntuación que la ciudadanía da a la sanidad pública haya retrocedido (6,02 puntos sobre 10), situándose en la más baja en los últimos 10 años.

Y es que, según los resultados de la tercera oleada del Barómetro Sanitario 2022, que realiza el Ministerio de Sanidad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el nivel de satisfacción de los españoles con el sistema sanitario publico se sitúa en noviembre en 6,04 puntos sobre 10, frente a 6,29 en junio y 6,46 en marzo.

En este sentido, la FADSP ha comentado que esto se debe a que el sistema sanitario «no ha sido convenientemente reforzado» y «no ha recuperado su actividad normal» después de la pandemia. Además, ha avisado de que, a raíz de los datos del estudio, la Atención Primaria continúa con «gravísimos problemas» de accesibilidad para la mayoría de la población.

«Pero las listas de espera no solo empeoran en la AP sino que también lo hacen en Atención Especializada (consulta del especialista, demora en el ingreso hospitalario, lista de espera quirúrgica, etc), por eso el 44 por ciento de la población piensa que la lista de espera empeoro en el último año», ha añadido la organización.

Dicho esto, la FADSP ha destacado que la nota que le dan los usuarios a las diferentes servicios de la sanidad pública retrocede en todos los casos (hospitalización, urgencias hospitalarias, consulta especialista y consulta de medicina de familia) obteniendo la «mejor nota» las Urgencias y la hospitalización.

Finalmente, la organización ha llamado la atención sobre el hecho de que el barómetro haya sido hecho público por el CIS y no por el Ministerio de Sanidad como venia siendo habitual, y que no se ofrezcan datos desagregados por comunidades autónomas, los cuales son «muy importantes cuando se sabe que hay una gran variabilidad interautónomica».

«En resumen malos resultados para la Sanidad Pública que a nuestro entender responden a la deficiente respuesta que están teniendo el gobierno y las CCAA a la necesidad de reforzar un sistema sanitario que salió muy tocado por la pandemia, y que se refleja entre otros datos en los presupuestos sanitarios. No es posible mejorar la situación de la Sanidad Pública si no se hace un esfuerzo de inversión para potenciarla», ha zanjado.

Continuar leyendo



Más Leídas