Conecta con nosotros

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Más de un millar de personas se concentran en Madrid para pedir al Gobierno que no declare al lobo especie protegida

EUROPA PRESS- Más de un millar de personas, entre ganaderos y representantes del mundo rural llegados de todos los puntos del país, se han concentrado este miércoles frente al Ministerio de Transición Ecológica, en Madrid, para mostrar su rechazo a la intención del Ejecutivo de incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespe).

La concentración, que se ha celebrado bajo el lema ‘Y a los ganaderos, ¿quién los protege?’, ha sido convocada por la Plataforma en Defensa de la Gestión del Lobo ‘Ganader@ Viv@’, que engloba a más de 30 asociaciones del mundo rural de todo el país que este miércoles han llenado la Plaza San Juan de la Cruz de Madrid.

Así, durante la concentración se han podido ver pancartas con el lema de la protesta, ‘Y a los ganaderos, ¿quién los protege?’, así como otras en las que podía leerse ‘Morimos sufriendo, nos mataron a dentelladads’ y algunas con imágenes reales de animales atacados por lobos.

Y es que, según alertan desde la plataforma, la decisión de incluir al lobo en el listado de especies protegidas podría hacerse efectiva antes del 25 de septiembre si la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, continúa adelante con su proyecto de Orden Ministerial, en el que estos colectivos piden que «dé marcha atrás» y se siente a negociar con todos los afectados.

El periodista Juan José Santacana ha sido el encargado de presentar esta concentración, en el que se ha leído un manifiesto que esgrime diez motivos para rechazar la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas, que pasan por las consecuencias económicas y emocionales para los ganaderos o el estrés para los animales, el impacto al ecosistema o la desprotección de los profesionales del campo.

En concreto, este manifiesto defiende que la inclusión de lobo como especie protegida «en ningún momento atiende a razones de conservación ni a información científica alguna», sino que lo achaca «a criterios ideológicos y presiones de organizaciones ecologistas».

Además, el manifiesto argumenta que el actual modelo de conservación del lobo «ha sido un total éxito de conservación para la especie», ya que su población ha crecido tanto en ejemplares como en superficie de distribución, ya que según los datos que aporta esta plataforma, España es actualmente el segundo país europeo con mayor población de lobos, que cifran en más de 300 manadas y 3.000 ejemplares.

En el manifiesto, esta plataforma defiende que la ganadería extensiva es «una de las fuentes de riqueza más importantes para la biodiversidad y el mantenimiento del ecosistema», así como para la supervivencia de la ‘España vaciada’, pero sin embargo «es el sector más afectado por los ataques del lobo».

También aluden a las «enormes pérdidas económicas» que provocan los ataques de lobo a los ganaderos, así como las consecuencias emocionales para el trabajador y las «situaciones de estrés» para el resto de animales de la ganadería atacada, entre otros aspectos.

«EL LOBO NO ESTÁ EN PELIGRO DE EXTICIÓN»

Durante la concentración, la portavoz de la Plataforma en Defensa de la Gestión del Lobo ‘Ganader@ Viv@’ y ganadera Merche Fernández ha aseverado que «el lobo no está en peligro de extinción, y no hay ningún estudio científico ni técnico que lo avale», sino que esa decisión obedece a «un tema social y patrimonial».

En ese sentido, Fernández ha alertado de que en el momento en el que lobo entre en el listado de especies protegidas, «el lobo vivirá», pero los ganaderos «estarán hundidos», ya que se podrá incrementar lo que ocurre en la actualidad, que «todos los días están «sufriendo ataques de lobos la gente que tiene ganadería extensiva, sobre todo en la zona norte del Duero».

«Cuando no le toca a uno, le toca a otro, y cuando no, le toca a tres el mismo día», ha asegurado esta ganadera a Europa Press, quien ha señalado que ahora mismo existe un censo de lobos «bastante considerable», y ha alertado de que «ya no está matando como antiguamente, para alimentarse», sino que ahora «hay más población, necesita más alimento, y ahora mata por matar».

Ante estos ataques «no sirve de nada que te indemnicen», ha lamentado Merche Fernández, quien ha mostrado su esperanza en que el Ministerio de Transición Ecológica vea el «daño en el campo» que puede hacer la protección del lobo, y de marcha atrás en esta decisión, que supone «un avasallamiento» a los ganaderos.

«Queremos trabajar con dignidad», ha reafirmado Fernández, quien ha aseverado que «no va a venir a decirnos nadie, ni animalistas ni ecologistas, qué tenemos que hacer para cuidar el campo», ya que son los que viven «del, para y en el mundo rural».

También ha intervenido en esta concentración el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato, ha reclamado que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, «entre en razón» y atienda a las comunidades autónomas que tienen el 90 por ciento de los lobos en su territorio «y a lo que no les está haciendo ni casa».

«Queremos que la ministra atienda a los representantes legítimos de los ganaderos, y que se empiece desde cero», ha señalado Barato en declaraciones a Europa Press, quien ha reclamado que la publicación de esta orden sobre la protección del lobo «no salga adelante» sino que se elabore «entre todos» la estrategia de la conservación del lobo.

Para el presidente de Asaja, «la ministra pretende proteger al lobo y desproteger a los ganaderos y a la ganadería», tras lo que ha resaltado que en 2019 y 2020, se registraron 10.000 ataques de lobos a animales, y provocaron unas pérdidas de unos 9,5 millones de euros.

Por todo ello, Pedro Barato ha defendido que la ministra de Transición Ecológica «tiene que dar marcha atrás en la publicación de la orden», y sentarse con todas las partes afectadas para diseñar una estrategia del lobo, «ya que ahora mismo los que están sentados son los que ni sufren, ni tiene ninguna historia directa con el lobo».

«RESPONDE A UNA CACICADA»

Por su parte, una de las asistentes a esa concentración es Marta García, ganadera de Cantabria, quien ha defendido su «derecho a poder trabajar libremente y dignamente», y ha alertado de que con la protección de este animal, el Ministerio de Transición Ecológica y del Reto Demográfico «pretende hacer al lobo intocable».

Una decisión que, a juicio de Marta García, «responde a una cacicada» y a un interés «ideológico y sectario», ya que se ha tomado «sin ningún criterio científico, porque pretenden proteger a una especie sin saber los lobos que hay en España, ni dónde pueden estar».

Según ha explicado Marta García en declaraciones a Europa Press, su ganadería sufrió el pasado año 13 ataques de lobos, y en lo que va de año, van 7 ataques, tras lo que ha reafirmado que «no podemos trabajar para dar de comer al lobo», sino que los ganaderos trabajan «para dar de comer a la sociedad, producimos alimentos para que la sociedad pueda comer, pero no para dar de comer a lo lobos».

En ese sentido, García ha relatado que «los ataques del lobo no se pueden cifrar económicamente, porque está el valor emocional», ya que se ataca a animales «que nacen en casa, que se crían en casa, que tienen un valor genético y son razas en peligro de extinción».

«No se puede pretender blindar el estatus legal del lobo, hacerle intocable y que paguemos siempre los ganaderos y agricultores, el sector primario», ha lamentado esta ganadera, quien ha reafirmado que la convivencia con el lobo «pasa por un control poblacional» de esta especie, que recoge los planes de gestión de las comunidades autónomas.

Por eso, Marta García ha considerado «cuanto menos un despropósito y una cacicada», ya que con la intención de incluir el lobo entre las especies protegidas, «la ministra se pone en contra de los gobiernos autonómicos y del sector primario de este país, y se pone a lado de ecologistas y animalistas radicales de sofá».

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Los ganaderos madrileños alertan de nuevos ataques de lobo al ganado en el Cerro San Pedro

EUROPA PRESS – Los ganaderos madrileños han alertado de los ataques de manadas de lobos al ganado en los últimos días en las inmediaciones del Cerro San Pedro, en el municipio de Colmenar Viejo, según ha informado la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (Ugama) en un comunicado.

«Los ganaderos, como viene siendo habitual, en cuanto descubren los animales malheridos o muertos y parcialmente comidos, avisan inmediatamente a los Agentes Forestales, quienes una vez que se personan en el lugar de los hechos inician una investigación de lo ocurrido que, a veces, deriva incluso en una necropsia de los animales atacados sin que lleguen a determinar el causante de los daños», han señalado desde la entidad.

Además, han detallado que el pasado 3 de agosto se produjo un nuevo ataque de lobo en el municipio de Colmenar Viejo.

Los propietarios de la finca, alertados por los bramidos de las vacas, sorprendieron a dos lobos en pleno ataque devorando a un ternero, «llamándoles además la atención que uno de los lobos llevaba un identificador GPS en el cuello».

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de Madrid, que ya denunció la pasada semana que los Agentes Forestales, ha señalado que están rellenado los informes de daños sin concretar la especie causante del ataque a los animales.

«Espera que en esta ocasión no se tengan dudas de que el ataque fue causado por un lobo, ya que estaba monitorizado mediante GPS y no se supongo que los lobos estaban practicando senderismo en el mismo momento y lugar del ataque», ha indicado.

Según se informó por parte de la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales, en la reciente mesa del lobo de la Comunidad de Madrid, se ha producido un descenso del 30% en el número de ataques respecto al año 2020.

Ugama que ha denunciado «las malas prácticas de la Dirección General de Biodiversidad y Recursos Naturales maquillando los datos de los ataques», considera que de seguir así en 2022 «los ataques de lobos contabilizados serán 0».

Asimismo, ha lamentado que no se esté colaborando «con paso firme y decidido hacia la extinción de los agricultores y ganaderos madrileños sin que, hasta ahora, a pesar de los esfuerzos y buena voluntad de la organización, de establecer una línea de comunicación y entendimiento, hayan conseguido cambiar su actitud».

Por ello, representantes de Ugama han solicitado una reunión de urgencia a la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, para pedirle que tome las medidas oportunas y que se restablezca «la cooperación y colaboración imprescindibles para seguir avanzando en materia de igualdad y justicia social para el entorno rural madrileño».

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Madrid estuvo 4ºC por encima de las temperaturas normales en julio, el mes más cálido en España desde que hay registros

EUROPA PRESS – La Comunidad de Madrid llegó a registrar 4 grados centígrados (ºC) por encima de las temperaturas habituales el pasado julio, que ha sido el mes más cálido en España desde que hay registros y tuvo una media de 25,6 ºC.

Esta es la temperatura media más alta no solo en julio sino en cualquier mes del año, al menos desde 1961, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que añade que también ha sido el más seco de los últimos quince años.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que esta es la segunda vez que julio supera los 25ºC de temperatura media para el conjunto de España, pero en esta ocasión ha superado en 0,2ºC al de 2015, que era hasta ahora era el más cálido de la serie.

El balance mensual del organismo meteorológico destaca además que la ola de calor fue «la más importante desde que hay registros» y
desde que hay registros, pues se trató de la más intensa, la más extensa y la segunda más larga de la serie. En Canarias, por su parte, hubo dos olas de calor durante el séptimo mes del año.

Además de ser extremadamente cálido, 2,7ºC por encima de la media del periodo de referencia 1981-2010, este periodo fue muy seco, ya que llovió la mitad de lo normal por lo que el de 2022 se convierte en el tercer julio más seco del siglo XXI.

Por zonas, su carácter extremadamente cálido afectó a toda la Península menos en zonas del norte de Galicia, el Cantábrico oriental, valle del Ebro y sureste peninsular, donde resultó muy cálido. En Baleares tuvo un carácter muy cálido o extremadamente cálido, mientras que en Canarias fue muy cálido en la mayoría de las zonas.

La diferencia respecto a las temperaturas normales de acuerdo con la climatología llegó a ser de 4ºC por encima en Galicia, centro y sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La
Mancha y en puntos del interior de Andalucía y Pirineos, incluso con anomalías próximas a los 5ºC en algunos puntos de esas regiones.

Así, las temperaturas máximas diarias estuvieron de media 3,3ºC y las mínimas 2,2ºC, por lo que la oscilación térmica fue de 1,1ºC superior a la normal en el mes.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha subrayado que 29 estaciones principales han tenido su temperatura más alta nunca antes alcanzada desde que comenzaron a acumular datos y en 41 la media mensual de las máximas diarias fue la más alta de la serie y también ha destacado que en otras 9 se alcanzó la media de las mínimas más alta desde que comenzaron las observaciones.

Asimismo, se ha referido a la ola de calor que ha sido «excepcional» tanto en duración como en intensidad, ya que afectó a la Península y a Baleares del 9 al 26 de julio, es decir, 18 días que la convierten en la segunda más larga desde que hay registros en España. Solo ha sido superada por la que tuvo lugar entre el 27 de junio al 22 de julio de 2015 y cuya duración fue de 26 días.

En cuanto a la extensión, el portavoz Además, la ola de calor afectó a 40 provincias, empatando con la más extensa hasta ahora, la que tuvo lugar en agosto de 2012. También se trató de la ola de calor más intensa, ya que ha tenido una anomalía de la ola de 4,8ºC, lo que supera «con mucho» a la ola de calor de agosto de 2021, que hasta la fecha era la de mayor intensidad.

Así, con la información disponible, confirma que la ola de calor de julio de 2022 en la Península y Baleares es «la más importante de la serie histórica por su intensidad, duración y extensión excepcionales».

La causa de la misma se encuentra en la presencia de un potente anticiclón atlántico que favoreció el desplazamiento de una masa de aire muy cálida de origen africano sobre la península Ibérica y Baleares.

En definitiva, el portavoz expone que las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas, estuvieron muy por encima de las normales para la época del año. En Morón de la Frontera (Sevilla) se alcanzaron, 46ºC el pasado 26 de julio.

Sobre Canarias, añade que también estuvo afectada por este episodio aunque en forma de dos olas de calor sucesivas: la primera entre los días 9 y 11, y la segunda entre el 24 y el 26 de julio.

Julio tuvo también otros dos episodios cálidos, uno de los días 2 al 5 y el otro desde el día 28 hasta final de mes. De hecho, solo el primer día del mes las temperaturas se situaron por debajo de los valores normales para la época del año.

TERCERO MÁS SECO DESDE QUE HAY REGISTROS

En cuanto a las precipitaciones, Del Campo informa de que se recogió una media de 8,6 litros por metro cuadrado, que representan el 49 por ciento de lo normal durante este periodo, lo que confiere a julio de 2022 un carácter «muy seco», el tercero más seco de este siglo; el noveno desde que hay registros y el más seco de los últimos quince años.

Con todo, julio de 2022 se sitúa por detrás de los julios de 2005 y de 2007. Por el contrario, en Canarias ha sido el tercer julio más húmedo del siglo XXI.

Por zonas, en la Península julio tuvo un carácter muy seco; entre seco y muy seco en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Extremadura, Toledo, Soria y Cataluña oriental, e incluso llegó a ser el más seco desde que hay registros (extremadamente seco) en zonas del extremo norte y de Burgos.

Por su parte, fue de húmedo a muy húmedo en el sur de Navarra, en La Rioja Baja, en el suroeste de Cataluña, sureste de Aragón y Albacete. En el resto julio tuvo un comportamiento normal en cuanto a precipitaciones. Mientras, en Baleares fue entre seco y muy seco excepto en las islas Pitiusas donde tuvo un carácter normal.

Canarias fue de húmedo a muy húmedo en El Hierro, La Gomera y Gran Canaria; normal en La Palma y gran parte de Tenerife y Fuerteventura, y seco en Lanzarote.

No obstante, aunque las precipitaciones fueron «bastante escasas» en general durante los primeros días del mes se superaron cantidades de 40 litros por metro cuadrado en zonas de Teruel y La Rioja. Esa cifra
también se superó en la parte final de julio en los Pirineos, interior de Cataluña, Teruel e interior de Castellón.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas