Conecta con nosotros

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Los embalses del Canal están al 61% de su capacidad, 11 puntos menos que hace un año

embalses canal capacidad

EUROPA PRESS – Los embalses que gestiona Canal de Isabel II para el abastecimiento a la Comunidad de Madrid almacenan actualmente 579,565 hectómetros cúbicos almacenados, un 61% de su capacidad máxima, lo que implica 11,2 puntos menos que hace año y claramente por debajo de la serie histórica.

Los pantanos madrileños han ido perdiendo agua desde mayo, mes que terminaron casi al 74% de su capacidad. El 1 de julio estaban al 69% mientras que empezaron agosto al 64%. Es una situación que se repite agravada en el resto de España, donde los embalses están a una media del 37,9% de su capacidad.

Actualmente, a la cabeza de almacenamiento hídrico madrileño se sitúa el embalse de El Atazar, con 258,641 hectómetros cúbicos; seguido el de Valmayor (101,757 hm3) y Santillana (53,623 hm3) con ligeros descensos respecto a la semana anterior. Los que menos agua recogen son los de Navalmedio, que está al 40% de su capacidad y 0,283 hm3 y el de La Jarosa, que está al 47% y 3,404 hectómetros cúbicos.

Este verano apenas se ha registrado precipitaciones en las presas. Concremente, en julio se registraron 5,8 litros por metro cuadrado frente a los 12,7 de media que marca la serie histórica. Esto explica que, durante el último mes, las aportaciones recogidas en los embalses también hayan estado por debajo de la media. En concreto, las reservas de la región han recibido 6,4 hectómetros cúbicos de agua.

Con estos datos, y aunque la situación hidrológica de la región es de normalidad, Canal de Isabel II ha solicitado la colaboración de todos los ciudadanos para que continúen realizando un uso responsable y eficiente del agua.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Madrid rebajará de 10.000 a 6.000 los patinetes eléctricos en sus calles y solo los ofertarán tres empresas

3.600 estarán ubicados en el interior de la M-30 y 2.400 en el resto del municipio

EUROPA PRESS.- El Ayuntamiento de Madrid publicará este mes de octubre las nuevas autorizaciones de patinetes eléctricos sin base fija en la capital, con una rebaja de 10.000 a 6.000 unidades en sus calles y solo tres empresas podrán ofertar el servicio.

Será el área de Medio Ambiente y Movilidad, capitaneada por Borja Carabante, quien publique esta semana el decreto donde se contemplan las bases y condiciones sobre las que se asienta la nueva convocatoria de las autorizaciones demaniales y temporales para el arrendamiento.

La principal novedad es la reducción en un 40% del número máximo de patinetes que pueden desplegarse por la ciudad, pasando de los 10.000 establecidos en las autorizaciones vigentes a los 6.000.

Así, 3.600 se ubicarán en el interior de la M-30 (distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán y Chamberí), lo que equivale a un ratio de 35 patinetes por cada 10.000 habitantes, y 2.400 en el exterior, que se traduce en 10 patinetes por cada 10.000 vecinos.

El límite viene determinado por la mitad de la capacidad de plazas en las reservas municipales de estacionamiento para bicicletas eléctricas en la fecha de la convocatoria, conforme a lo previsto en el artículo 85 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS).

Asociada a esta limitación, se restringe a tres los operadores que pueden ofrecer este servicio. El Área considera que una fragmentación excesiva de las empresas supone un freno para la implantación efectiva de los patinetes compartidos, tal y como se ha demostrado en la ciudad. Para determinar este criterio se ha tenido en cuenta la experiencia de 17 ciudades y el modelo actual se asemeja al de París y Londres.

EVOLUCIÓN DESDE 2019

El 19 de febrero de 2019 se concedieron las primeras autorizaciones de patinetes estableciéndose un límite máximo de 10.000 patinetes autorizables. Las concesiones se otorgaron a 18 empresas con permiso municipal para desplegar 8.610 vehículos por el municipio.

En la actualidad hay seis empresas de patinetes funcionando en Madrid con 4.821 vehículos desplegados. La limitación de los autorizables y su distribución en el espacio público municipal responde a razones de interés general, como lo es garantizar la seguridad vial y la protección de los usuarios de estos vehículos y del resto de ciudadanos.

Se busca asimismo proteger el entorno urbano estableciendo un despliegue del servicio ordenado y equilibrado territorialmente, evitando así «una extensión indiscriminada de patinetes eléctricos que suponga un problema de convivencia y un uso abusivo del espacio público».

EL ESTACIONAMIENTO

Uno de los principales problemas del sistema actual de alquiler de patinetes es el estacionamiento indebido en lugares no habilitados. El nuevo modelo de autorizaciones permite introducir mejoras. Una de ellas es que la empresa deberá contar con los desarrollos tecnológicos en sus aplicaciones para obligar a aparcar a los clientes únicamente en las zonas habilitadas para ello en el distrito Centro.

En el resto de la ciudad, podrán estacionar fuera de las mencionadas reservas siempre que no exista una plaza para motocicletas, ciclomotores, bicicletas y VMP a menos de 50 metros del punto de estacionamiento.

Además, no se permitirá en ningún caso iniciar o finalizar el trayecto en calles de prioridad peatonal ni en las aceras ni en espacios peatonales contiguos a los parques históricos como El Retiro.

Para la concesión de las autorizaciones se otorgará elevada puntuación a las empresas que impidan con sus tecnologías los aparcamientos indebidos, la circulación por aceras, un plan de acción para dar a conocer la normativa a los usuarios, que ofrezcan clases de circulación segura a sus clientes y el empleo de vehículos no contaminantes para la logística del servicio.

OBLIGADOS A RETIRARLOS SI MOLESTAN

Se ha introducido la exigencia de que los operadores están obligados a retirar los patinetes de zonas en las que contravengan la OMS o donde produzcan molestias peatonales en un plazo máximo de 48 horas. Este tiempo se reducirá a 24 horas si los vehículos están mal aparcados o presentan algún problema de mantenimiento. Si no los retiran, la empresa podrá ser sancionada.

De cara a procedimientos sancionadores o exigencia de reparación de daños contra el patrimonio por parte del Ayuntamiento, las empresas deberán incluir un registro de estacionamiento mediante sus aplicaciones para que los usuarios puedan incluir fotografías, la ubicación exacta del patinete al abandonar el servicio, de modo que sea posible verificar que el estacionamiento se ha producido conforme a la OMS.

El decreto donde se aprueban las condiciones para el otorgamiento de las autorizaciones municipales gratuitas concedidas al amparo del artículo 193 de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, que regula el uso del espacio público, verá la luz esta semana.

La concesión obliga al titular del servicio a la contratación del patinete de manera remota o telemática. Se prohíbe la transmisión a terceros, el traspaso o la cesión de la misma, así como la publicidad en los vehículos. Si se supera el número máximo de patinetes establecido se podrá rescindir la autorización.

Los vehículos tendrán que ser nuevos y disponer de luces, timbre y elementos reflectantes homologados conforme a la normativa vigente. Cada patinete contará con un sistema que permita la geolocalización y su identificación para poder integrarse en una plataforma multimodal, valorándose con la máxima puntuación la integración en Madrid Mobility 360.

EL CALENDARIO DE LOS NUEVOS PATINETES

El calendario para las nuevas autorizaciones de patinetes es el siguiente. El decreto se publica esta semana y las empresas tienen 30 días para presentar las solicitudes. En noviembre se adjudicarán las concesiones a tres empresas. Tras la comunicación a los operadores, tendrán tres meses naturales a contar desde el día siguiente de la notificación para desplegar el 50% de la flota autorizada.

En caso de no haberlo realizado, el resto de vehículos tendrán que estar situados en calle en el plazo máximo de dos meses desde el inicio del primer despliegue. En el momento de la distribución habitual, se agruparán un máximo de cuatro patinetes por punto y no se podrán ubicar en ámbitos de paradas de transporte público colectivo o de taxi, reservas para personas con movilidad reducida o sobre las tapas de registro o de servicio.

Estas autorizaciones tienen un plazo de duración de tres años con posibles prórrogas por plazos de seis meses en atención a la evolución de la demanda. Los interesados deberán presentar sus solicitudes en el plazo de 30 días naturales a contar desde la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Un estudio de agricultores madrileños demuestra que sembrar flores en las lindes de los cultivos mejora su productividad

sembrar en las lindes de los cultivos

Sembrar bandas de especies florales en las lindes mejora la productividad de los cultivos y el estado de la fauna silvestre. Es una de las conclusiones del proyecto ‘Márgenes para la Biodiversidad’, que LA Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Madrid lleva desarrollando en varias zonas de España, entre ellas en el municipio madrileño de Santorcaz.

Se ha comprobado que la obligatoriedad de dejar sin cultivar 5 metros a lo largo de los cauces da agua por condicionalidad reforzada abre una posibilidad interesante a la hora implantar márgenes multifuncionales que actúen como corredores de biodiversidad.

También se ha podido demostrar, indica el sindicato agrario en un comunicado, que realizar una gestión sostenible y adecuada de los márgenes, realizando un uso adecuado de productos fitosanitarios, produce un incremento de la población de polinizadores, al mejorar el estado de las flores que acogen a los insectos.

PROYECTO «COMPATIBLE» CON LA BIODIVERSIDAD

La organización agraria UPA Madrid presentó la semana pasada los resultados de este proyecto, desarrollado a lo largo de los últimos cuatro años con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y la colaboración de Syngenta.

Según UPA, los experimentos realizados gracias al proyecto han demostrado que sembrar diferentes mezclas de especies en las lindes de cultivos herbáceos «puede mejorar la biodiversidad tanto de polinizadores como de aves». «Es perfectamente compatible el incremento de la biodiversidad en los campos agrícolas con el mantenimiento de una actividad agrícola productiva», aseguran.

La práctica de destinar zonas de los cultivos a fomentar la biodiversidad, fundamentalmente de insectos polinizadores, y, de forma colateral, de las aves que se alimentan de ellos, es una de las que se incluyen en los ecorregímenes de la nueva Política Agraria Común (PAC), por lo que los agricultores percibirán ayudas por llevarla a cabo a partir del próximo año.

UPA ha desarrollado un intenso trabajo para conocer y testar estas técnicas y poder así asesorar a los agricultores a la hora de ponerlas en práctica. Su vicesecretaria general en Madrid, Mónica Álvaro, ha sido la encargada de realizar los ensayos y el seguimiento agronómico de las siembras de especies florales y su interacción con los cultivos de las parcelas. También participaron Francisco García Verde, responsable de biodiversidad de Syngenta, Óscar Aguado de la empresa Andrena y responsable del seguimiento entomológico de las siembras y Javier Alejandre, técnico de UPA y coordinador del proyecto.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas