Conecta con nosotros

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Los embalses de la Comunidad empiezan julio al 69% de su capacidad, casi 10 puntos menos que hace un año

embalses de la Comunidad de Madrid

  • La situación hidrológica de la región es de normalidad con 652,7 hectómetros cúbicos almacenados.

EUROPA PRESS – Los embalses que gestiona Canal de Isabel II para el abastecimiento a la Comunidad de Madrid han finalizado el primer semestre del año con 652,7 hectómetros cúbicos almacenados.

Esto supone el 69,2% de su capacidad máxima, un dato que se sitúa 6,5 puntos por debajo de la media histórica y 9,7 puntos por debajo del nivel acumulado hace justo un año, ha informado este jueves la empresa pública en una nota de prensa.

Este se debe a que junio ha sido poco lluvioso. Las precipitaciones registradas de 3 litros por metros cuadrados han sido un 90 por ciento inferiores a la media histórica, que se sitúa en 31,6. Esto explica que, durante el último mes, las aportaciones recogidas en los embalses también hayan estado por debajo de la media.

En concreto, las reservas de la región han recibido 8,9 hectómetros cúbicos de agua. Este dato es un 77,5 por ciento inferior a la media de aportaciones para esta época del año (39,3 hectómetros cúbicos).

La falta de precipitaciones de junio, unida a la ola de calor registrada a mediados de mes, se ha traducido en un aumento del consumo del 11,1%, en comparación con el registrado hace exactamente un año.

En concreto, Canal ha derivado 51,5 hectómetros cúbicos de agua para el consumo de los madrileños en el último mes, 5,2 hectómetros cúbicos más que el año pasado. Pese a ello, desde que comenzó el año natural, el consumo en la región es un 1,7% más bajo que el registrado en el primer semestre de 2021.

CONSEJOS PARA EL AHORRO

Con estos datos, y aunque la situación hidrológica de la región es de normalidad, Canal de Isabel II solicita la colaboración de todos los ciudadanos para que hagan un uso responsable y eficiente del agua. En sus perfiles de redes sociales y en su página web, la empresa pública pone a disposición de la ciudadanía consejos de ahorro y recomendaciones que resultan de especial importancia de cara a los meses de verano.

En ellos, recuerda que pequeños gestos de una gran colectividad, como cerrar el grifo durante el enjabonado, evitar regar en las horas centrales del día o usar el lavavajillas y la lavadora a carga completa, pueden ayudar a conseguir una demanda sostenible de un recurso limitado como es el agua.

«Estas acciones de concienciación ciudadana y unas tarifas progresivas han permitido a Canal de Isabel II reducir el consumo de agua per cápita en casi un 30 % desde la última sequía de 2005», ha señalado la compañía, que trabaja en el desarrollo de actuaciones que aumenten la eficiencia de su red y permitan preservar el agua de consumo.

Entre ellas se encuentran el uso de agua regenerada para riegos de zonas verdes y usos industriales, la prelocalización de fugas o los planes de renovación de tuberías.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Madrid estuvo 4ºC por encima de las temperaturas normales en julio, el mes más cálido en España desde que hay registros

EUROPA PRESS – La Comunidad de Madrid llegó a registrar 4 grados centígrados (ºC) por encima de las temperaturas habituales el pasado julio, que ha sido el mes más cálido en España desde que hay registros y tuvo una media de 25,6 ºC.

Esta es la temperatura media más alta no solo en julio sino en cualquier mes del año, al menos desde 1961, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que añade que también ha sido el más seco de los últimos quince años.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha destacado que esta es la segunda vez que julio supera los 25ºC de temperatura media para el conjunto de España, pero en esta ocasión ha superado en 0,2ºC al de 2015, que era hasta ahora era el más cálido de la serie.

El balance mensual del organismo meteorológico destaca además que la ola de calor fue «la más importante desde que hay registros» y
desde que hay registros, pues se trató de la más intensa, la más extensa y la segunda más larga de la serie. En Canarias, por su parte, hubo dos olas de calor durante el séptimo mes del año.

Además de ser extremadamente cálido, 2,7ºC por encima de la media del periodo de referencia 1981-2010, este periodo fue muy seco, ya que llovió la mitad de lo normal por lo que el de 2022 se convierte en el tercer julio más seco del siglo XXI.

Por zonas, su carácter extremadamente cálido afectó a toda la Península menos en zonas del norte de Galicia, el Cantábrico oriental, valle del Ebro y sureste peninsular, donde resultó muy cálido. En Baleares tuvo un carácter muy cálido o extremadamente cálido, mientras que en Canarias fue muy cálido en la mayoría de las zonas.

La diferencia respecto a las temperaturas normales de acuerdo con la climatología llegó a ser de 4ºC por encima en Galicia, centro y sur de Castilla y León, Comunidad de Madrid, Extremadura, oeste de Castilla-La
Mancha y en puntos del interior de Andalucía y Pirineos, incluso con anomalías próximas a los 5ºC en algunos puntos de esas regiones.

Así, las temperaturas máximas diarias estuvieron de media 3,3ºC y las mínimas 2,2ºC, por lo que la oscilación térmica fue de 1,1ºC superior a la normal en el mes.

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha subrayado que 29 estaciones principales han tenido su temperatura más alta nunca antes alcanzada desde que comenzaron a acumular datos y en 41 la media mensual de las máximas diarias fue la más alta de la serie y también ha destacado que en otras 9 se alcanzó la media de las mínimas más alta desde que comenzaron las observaciones.

Asimismo, se ha referido a la ola de calor que ha sido «excepcional» tanto en duración como en intensidad, ya que afectó a la Península y a Baleares del 9 al 26 de julio, es decir, 18 días que la convierten en la segunda más larga desde que hay registros en España. Solo ha sido superada por la que tuvo lugar entre el 27 de junio al 22 de julio de 2015 y cuya duración fue de 26 días.

En cuanto a la extensión, el portavoz Además, la ola de calor afectó a 40 provincias, empatando con la más extensa hasta ahora, la que tuvo lugar en agosto de 2012. También se trató de la ola de calor más intensa, ya que ha tenido una anomalía de la ola de 4,8ºC, lo que supera «con mucho» a la ola de calor de agosto de 2021, que hasta la fecha era la de mayor intensidad.

Así, con la información disponible, confirma que la ola de calor de julio de 2022 en la Península y Baleares es «la más importante de la serie histórica por su intensidad, duración y extensión excepcionales».

La causa de la misma se encuentra en la presencia de un potente anticiclón atlántico que favoreció el desplazamiento de una masa de aire muy cálida de origen africano sobre la península Ibérica y Baleares.

En definitiva, el portavoz expone que las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas, estuvieron muy por encima de las normales para la época del año. En Morón de la Frontera (Sevilla) se alcanzaron, 46ºC el pasado 26 de julio.

Sobre Canarias, añade que también estuvo afectada por este episodio aunque en forma de dos olas de calor sucesivas: la primera entre los días 9 y 11, y la segunda entre el 24 y el 26 de julio.

Julio tuvo también otros dos episodios cálidos, uno de los días 2 al 5 y el otro desde el día 28 hasta final de mes. De hecho, solo el primer día del mes las temperaturas se situaron por debajo de los valores normales para la época del año.

TERCERO MÁS SECO DESDE QUE HAY REGISTROS

En cuanto a las precipitaciones, Del Campo informa de que se recogió una media de 8,6 litros por metro cuadrado, que representan el 49 por ciento de lo normal durante este periodo, lo que confiere a julio de 2022 un carácter «muy seco», el tercero más seco de este siglo; el noveno desde que hay registros y el más seco de los últimos quince años.

Con todo, julio de 2022 se sitúa por detrás de los julios de 2005 y de 2007. Por el contrario, en Canarias ha sido el tercer julio más húmedo del siglo XXI.

Por zonas, en la Península julio tuvo un carácter muy seco; entre seco y muy seco en Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Extremadura, Toledo, Soria y Cataluña oriental, e incluso llegó a ser el más seco desde que hay registros (extremadamente seco) en zonas del extremo norte y de Burgos.

Por su parte, fue de húmedo a muy húmedo en el sur de Navarra, en La Rioja Baja, en el suroeste de Cataluña, sureste de Aragón y Albacete. En el resto julio tuvo un comportamiento normal en cuanto a precipitaciones. Mientras, en Baleares fue entre seco y muy seco excepto en las islas Pitiusas donde tuvo un carácter normal.

Canarias fue de húmedo a muy húmedo en El Hierro, La Gomera y Gran Canaria; normal en La Palma y gran parte de Tenerife y Fuerteventura, y seco en Lanzarote.

No obstante, aunque las precipitaciones fueron «bastante escasas» en general durante los primeros días del mes se superaron cantidades de 40 litros por metro cuadrado en zonas de Teruel y La Rioja. Esa cifra
también se superó en la parte final de julio en los Pirineos, interior de Cataluña, Teruel e interior de Castellón.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Expertos aconsejan tomar medidas para proteger a las mascotas durante las olas de calor

EUROPA PRESS – Las olas de calor que estamos sufriendo este verano pueden llegar a tener un impacto no sólo sobre la salud de las personas sino que pueden afectar al bienestar de nuestras mascotas. Por eso durante estos días de intenso calor es recomendable seguir una serie de consejos para asegurarnos de que nuestros perros no sufren innecesariamente a causa de las temperaturas.

Según ha señalado la veterinaria especializada en rehabilitación de la residencia canina Narub, María García, es muy recomendable sacar al perro temprano por la mañana y tarde por la tarde, portando siempre una botella de agua. En este sentido, García ha enfatizado la importancia de asegurarnos de que el suelo no está demasiado caliente para las almohadillas del perro realizando la prueba de los cinco segundos: probando con la palma de la mano si podemos aguantar la temperatura del suelo más de cinco segundos.

García ha urgido también a los dueños de perros a no dejarlos encerrados en el coche con las ventanas subidas o en la terraza sin agua. En este sentido, la veterinaria ha animado también a asegurarnos de que los animales disponen de un espacio a la sombra y bien ventilado.

La experta en salud animal ha advertido además de que con estas temperaturas los animales pueden sufrir un golpe de calor que en determinadas circunstancias puede resultar fatal. «Ellos tienen unos 38 grados» ha explicado García, «y a veces puede subir hasta los 42 grados con este calor. El animal se puede morir al instante».

Según ha señalado la veterinaria, el primer síntoma de un golpe de calor en un perro puede ser un jadeo excesivo, una respiración forzosa y muestras de nerviosismo y falta de coordinación en el animal. Frente a esta situación la primera medida que hay que tomar es una llamada inmediata al veterinario.

A continuación es importante poner al perro a la sombra y tratar de bajar su temperatura corporal de forma progresiva. Para este fin se deben evitar medidas drásticas como empapar al animal en agua fría o usar hielo.

«Cogemos agua templadita, que no esté ni muy fría ni muy caliente y se la vamos echando en la tripa, en las inglés, en las axilas, que son las zonas que más nos van a ayudar a bajar la temperatura», ha ofrecido García, «pero muy lentamente».

Por último, la veterinaria ha señalado que los perros que poseen un cuerpo chato como el bulldog tienen, de partida, mayor dificultad para respirar por lo que se encuentran en una situación de mayor riesgo durante una ola de calor, así como los cachorros y los animales de avanzada edad.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas