Conecta con nosotros

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

El Proyecto Libera otorga ayudas económicas a cuatro iniciativas locales de la región para luchar contra la «basuraleza»

libera iniciativas

EUROPA PRESS – Un total de cuatro iniciativas de entre las 75 seleccionadas en la edición de ‘Apadrinamiento Libera’ se llevarán a cabo en la Comunidad de Madrid por medio de acciones en zonas como las orillas del río Manzanares, los embalses de San Juan y Picadas o el Valle del Lozoya, entre otras.

En un comunicado, la organización ha explicado que el objetivo es facilitar a todas aquellas asociaciones y entidades locales que trabajan por la conservación de los espacios naturales y que focalizan sus esfuerzos en acabar con la basuraleza, los medios para lograrlo.

Libera otorgará ayudas económicas de hasta 1.500 euros, formación en diferentes materias, el asesoramiento técnico necesario para desarrollar los proyectos y organizará un encuentro anual para que todos los proyectos apadrinados intercambien experiencias y crear relaciones.

Las iniciativas que se encuentran en la región son el de la Asociación triECO Educación Ambiental, cuyo proyecto consiste en proteger aquellas superficies cercanas al río Manzanares con gran biodiversidad de flora y fauna que resultan muy susceptibles de sufrir deterioro frente a cualquier influencia externa como la basuraleza arrastrada por el río.

Por su lado, la Asociación Deverde propone la retirada de basuraleza de los embalses de la Sierra Oeste y fomentar la concienciación mediante el teatro y la organización de rutas guiadas para los numerosos visitantes de la zona.

La Asociación Vida Silvestre Ibérica ofrece una iniciativa que consiste en luchar contra la basuraleza del embalse de Riosequillo y contra la presencia del visón americano en este lugar. Se retirarán los residuos de un punto de basura histórica y se ampliará el seguimiento de esta especie exótica invasora.

Este lugar tiene un gran potencial para la educación ambiental y por ello, se construirá un escondite-observatorio para la observación de la fauna presente. Todo ello con el objetivo de contribuir a la dinamización sociocultural de la comarca.

Finalmente, el proyecto de la Asociación Corripa, con presencia tanto en Madrid como en Galicia, trata de reducir y dar a conocer el grave problema de los residuos en espacios naturales protegidos, así como concienciar a la población de la importación de su correcta gestión y la utilidad de las aplicaciones de ciencia ciudadana para conocer los tipos de residuos encontrados.

Además, llevará a cabo actividades complementarias de construcción, colocación y mantenimiento de hoteles de insectos, así como actuaciones para mejorar la biodiversidad en ecosistemas ganaderos, reduciendo el impacto de las bañeras sobre las aves.

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

Ecologistas convocan una concentración el viernes en Valdemoro contra la macroplanta de basuras de Pinto

concentración vertedero Valdemoro

EUROPA PRESS – La Plataforma por el cierre del vertedero de Pinto ha convocado una nueva concentración el próximo viernes, día 22 de octubre, en Valdemoro para denunciar la intención de construir una nueva macroplanta de residuos en las instalaciones de Pinto-Getafe.

En concreto, el acto tendrá lugar a partir de las 19 horas en la plaza de la Piña de esta localidad con el objetivo de reclamar a la Mancomunidad del Sur que renuncie a este proyecto y se apueste por una gestión de residuos inspirada por los principios de la economía circular y a favor de la lucha contra el cambio climático.

El vertedero de Pinto alberga desde 1986 el vertedero que recibe los residuos de 1,9 millones de habitantes, «lo que lo convierte en el mayor vertedero no solo de España, sino de toda Europa occidental», según ha recordado Ecologistas en Acción en un comunicado.

La Mancomunidad del Sur, la entidad responsable de la gestión de los residuos de los 71 municipios que la componen, ha presentado un proyecto que contempla inversiones por valor de más de 200 millones de euros y la recogida de casi 800.000 toneladas de residuos al año.

«Esto no les debe parecer suficiente y están decididos a prolongar la basura en Pinto durante al menos otros 35 años», han recordado las organizaciones ecologistas , que han criticado así la construcción de un gran nuevo complejo que supondrá una ampliación de 117.000 metros cuadrados a los ya existentes.

En concreto, contempla construir plantas TMB de basura mezclada (400.000 toneladas al año), de combustible para incineración (138.000), de residuos orgánicos (75.000), de residuos voluminosos (75.000), de selección de envases (40.000) y horno crematorio de animales domésticos (171). También han comenzado, en el mes de mayo de este mismo año, la ampliación del vertedero de Pinto mediante la construcción del cuarto vaso.

En esta misma línea, Ecologistas en Acción de Pinto ha denunciado la destrucción adicional para el acopio de tierras de 173.000 metros cuadrados del Parque Regional del Sureste, una circunstancia que califican de «atentado ecológico que va contra toda lógica medioambiental y que resulta inconcebible en un país civilizado».

«Resulta imperativo detener la construcción de nuevas instalaciones de residuos en el corazón de los espacios naturales protegidos más importantes del sur de la Comunidad de Madrid: el Parque Regional del Sureste, la Zona de Especial Protección de Aves, el Lugar de Importancia Comunitaria y la Zona de Especial Conservación», han explicado.

Con este acto de protesta, que se suma a los llevados a cabo en Pinto, Getafe, Móstoles, Alcorcón, Parla y Aranjuez, busca presionar a la presidenta de la Mancomunidad del Sur, Sara Hernández (alcaldesa de Getafe), renuncie a la construcción de la macroplanta y apueste por una gestión de residuos alternativa y sostenible.

Continuar leyendo

Medio Ambiente | Comunidad de Madrid

La Comunidad recibe 21 macroproyectos de plantas solares en el sur de la región, según Ecologistas en Acción

macroproyectos de plantas solares Comunidad

EUROPA PRESS – Un total de 21 macroproyectos de plantas solares fotovoltaicas, que supone la ocupación de 7.613,98 hectáreas, superficie equivalente a las de los municipios de Boadilla del Monte y Alcorcón juntos, han llegado a la Comunidad de Madrid, la mayoría en el sureste y sur de la región, ha informado este jueves Ecologistas en Acción en una nota de prensa.

Desde el pasado mes de junio no cesa la tramitación de nuevas autorizaciones administrativas previas y declaraciones de impacto ambiental de proyectos de plantas fotovoltaicas y sus infraestructuras de evacuación (líneas eléctricas y subestaciones).

Hasta la fecha se han identificado 42 proyectos, 21 de ellos corresponden a instalaciones que se desarrollan en su totalidad en suelo madrileño.

Es decir, tanto las plantas solares fotovoltaicas como las infraestructuras de evacuación. Los otros 21 son proyectos compartidos entre Madrid y Castilla La Mancha, en los que las plantas solares se localizan en las provincias de Guadalajara y Toledo y las infraestructuras de evacuación están en Madrid, según datos de Ecologistas.

Las plantas solares de los proyectos que se sitúan en su totalidad en la Comunidad de Madrid, ocupan una superficie de 7.613,98 hectáreas, equivalente a la de los municipios de Boadilla del Monte y Alcorcón juntos y están distribuidos en dos zonas.

Una de ellas es la Alcarria, entre los ríos Henares y Tajo, viéndose afectados los suelos agrícolas, especialmente de los municipios del valle del Tajuña (con impacto directo sobre colonias de anfibios y zonas de nidificación de rapaces) y otros como Santorcaz (que ve afectada casi el 40% de su superficie), Torres de la Alameda, Villmanrique de Tajo, Colmenar de Oreja, Pozuelo del Rey y Valverde de Alcalá, etc.

La segunda localización que más proyectos alberga es La Sagra, zona colindante con la provincia de Toledo. Los municipios más afectados son Griñón, Humanes de Madrid, Torrejón de Velasco y Torrejón de la Calzada y más al norte, Pinto y Getafe.

En esta zona se localizan enclaves de alto valor natural como la IBA Torrejón de Velasco-Secanos de Valdemoro que alberga importantes poblaciones de aves esteparias (avutarda, sisón, cernícalo primilla, etc) o el Parque Regional del Sureste, sobre el que se localiza uno de las últimos proyectos presentados, la planta solar La Aldehuela.

En cuanto a la potencia solo de los 21 proyectos que se desarrollan íntegramente en suelo madrileño, asciende a 3.839 megavatios (Mw). Para entender la sobredimensión de esta cifra hay que tener en cuenta que la subasta de energía renovable convocada por Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en diciembre de 2020 fue de 3.000 Mw para tecnología fotovoltaica y eólica y para todo el Estado.

Y la próxima subasta prevista para el 19 de octubre pondrá en juego 3.300 megawatios, de los cuales 700 serán para tecnología fotovoltaica. Es decir solo las solicitudes de nuevos proyectos fotovoltaicos, presentados en la Comunidad de Madrid equivale a la totalidad de la potencia subastada para todo el Estado para todas las tecnologías renovables. «Ante estas cifras, es evidente que estamos ante una avalancha especulativa del sector de las renovables», subraya la organización ecologistas.

PROYECTOS COMPARTIDOS CON C-LM

En relación a los 21 proyectos compartidos con Castilla-La Mancha, el principal problema son los tendidos eléctricos de alta tensión, necesarios para transportar la energía producida en las plantas fotovoltaicas de Toledo y Guadalajara hasta las subestaciones de Loeches, Morata de Tajuña, Móstoles o Villaviciosa de Odón.

Parte de estos tendidos atraviesan el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama o la IBA Torrejón de Velasco-Valdemoro y suponen un alto riesgo para la aves. Hasta el momento se ha computado 682 kilómetros de tendidos eléctricos aéreos de alta tensión, lo que equivale a cinco veces la distancia existente entre los municipios de Somosierra, el más al norte de la región y Aranjuez, el situado más al sur.

Detrás de estos 42 proyectos hay 26 promotores, entre los que se cuentan Green Capital, Solaria Promoción y Desarrrollo Fotovoltaico SLU, Ignis Energía o Iberdrola. Ignis Energía es quien promueve el mayor número de proyectos de plantas fotovoltaicas, 12 en total, y las de mayor superficie y potencia, en la Comunidad de Madrid.

Por ejemplo las plantas solares fotovoltaicas Boliche Solar, Collarada Solar, Maladeta Solar y Popa Solar, en Santorcaz y Anchuelo con 1.022 hectáreas de ocupación y 474,50 Mw o las plantas solares fotovoltaica Abeto Solar, Cerezo Solar, Goleta Solar, Grillete Solar y Noguera Solar, de 921,92 hectáreas de ocupación y una potencia de 441,70 Mw, en el entorno de Torres de la Alameda, según datos de Ecologistas en Acción.

«No está siendo fácil reaccionar a esta avalancha de proyectos. Parte de los periodos de información pública se han habilitado en verano y, actualmente, se solapan plazos. Hasta la fecha hemos solicitado reducir consumos, planificar el desarrollo de estos proyectos para que no se concentren en las mismas zonas, priorizar el autoconsumo, las comunidades energéticas y las plantas de pequeñas dimensiones y potencia para poner freno a la especulación actual», apuntan.

FOMENTAR INSTALACIONES DE AUTOCONSUMO

Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid considera necesario el desarrollo de proyectos de energías renovables pero es prioritario reducir el consumo, fomentar las instalaciones de autoconsumo, la constitución de comunidades energéticas y las pequeñas plantas de generación «para evitar la especulación y el rechazo de los proyectos».

La entidad manifiesta que la Comunidad de Madrid es un sumidero de energía, ya que apenas produce el 3,3% de la energía que consume. «En un contexto de emergencia climática en el que es prioritario descarbonizar la economía, debería valorarse positivamente la implantación de proyectos de generación de energía renovable en la región. Sin embargo, el sobredimensionamiento y el proceso especulativo en que ha caído el sector está llevando al rechazo de estos proyectos». critican.

En estas líneas, ayuntamientos del sureste, ciudadanía y colectivos ecologistas se están organizando para alegar contra estos proyectos, «que invaden zonas naturales de alto valor natural, paisajístico y agrícola».

Continuar leyendo

Más Leídas