Conecta con nosotros

Economía | Comunidad de Madrid

Gobierno y agentes sociales se reúnen hoy de nuevo para negociar la extensión de los ERTE hasta septiembre

EUROPA PRESS.- Gobierno, sindicatos y empresarios se reunirán de nuevo este viernes para seguir negociando la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta después del verano.

En la reunión anterior, celebrada el pasado 6 de mayo, el Ejecutivo planteó a CCOO, UGT, CEOE y Cepyme una nueva extensión de esta herramienta hasta el 30 de septiembre. Después de esa fecha se evaluará de nuevo si es necesario mantenerlos en otoño.

La idea que tiene el Ejecutivo es que esta nueva prórroga mantenga condiciones similares a las actuales. Lo han dicho tanto la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, como el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

También el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, cree que lo más «sensato» es repetir el decreto de los ERTE que estará en vigor hasta finales de mayo.

Efectivamente, la actual prórroga de los ERTE finaliza el día 31 de este mes, pero el Gobierno siempre ha mantenido que se alargarán todo el tiempo que sea necesario.

Tras la reunión celebrada la semana pasada, con la que se dio inicio a estas negociaciones, la secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, también confirmó que se tomará como referencia para la nueva prórroga lo recogido en el acuerdo vigente en estos momentos, aunque con algunas adaptaciones.

De hecho, el ministro Escrivá señaló hace unos días que, aunque en la nueva prórroga se mantendrá el marco general vigente de los ERTE, desde el Gobierno se quiere «poner énfasis» en los incentivos a la reactivación de los trabajadores, como se hizo el pasado verano.

Este debate sobre los incentivos positivos para la activación de trabajadores en ERTE ya se ha tenido con los agentes sociales en anteriores prórrogas, por lo que Escrivá cree que no habrá problemas para llegar a un acuerdo con ellos.

No obstante, los agentes sociales siempre han defendido la necesidad de concentrar las exoneraciones de cotizaciones a la Seguridad Social en los trabajadores que se quedan en el ERTE, no en los que salen.

Sobre los sectores ‘ultraprotegidos’ que actualmente se contemplan en la normativa sobre ERTE, el ministro Escrivá cree que «prácticamente» los sectores ‘ultraprotegidos’ no cambiarán mucho en la próxima prórroga hasta septiembre.

EL ESQUEMA ACTUAL DE LOS ERTE

La última extensión de los ERTE, la que va hasta el 31 de mayo, simplificó los trámites para extenderlos en el tiempo, de forma que no se necesitaran nuevas autorizaciones administrativas, y mantuvo las tres modalidades vigentes por entonces: los ERTE destinados a los sectores ‘ultraprotegidos’ y a las empresas vinculadas a su cadena de valor; los ERTE de impedimento de la actividad, y los ERTE de limitación, los dos últimos pensados para restricciones administrativas temporales adoptadas como medida de freno a los contagios de Covid (reducción de aforos o prohibición de apertura, por ejemplo).

El esquema actual de los ERTE establece exoneraciones de cuotas para los sectores ‘ultraprotegidos’ y empresas de su cadena de valor del 85% para empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las que tienen más de 50 empleados, tanto para empleados reincorporados como para suspendidos.

En los ERTE por impedimento de actividad, las exoneraciones son del 100% para empresas con menos de 50 trabajadores y del 90% para las que tienen más de 50 empleados en plantilla, mientras que en los ERTE de limitación de actividad las exenciones son decrecientes hasta mayo de 2021. Para empresas de menos de 50 trabajadores, éstas fueron del 100% en febrero, del 90% en marzo y del 85% en abril y serán del 80% en mayo. Para las que tengan más de 50 empleados, estos porcentajes son del 90%, del 80%, del 75% y del 70%, respectivamente.

638.000 TRABAJADORES EN ERTE

A 29 de abril, el número de trabajadores en ERTE era de 638.283 personas, lo que supone 36.621 trabajadores menos que en marzo en la serie revisada y 105.345 menos en función de la fecha de notificación. No obstante, el ministro Escrivá adelantó el pasado martes que esta misma semana se bajaría de la cifra de 600.000 afectados.

Las fechas de solicitud del ERTE y la de sus efectos pueden ser distintas debido a que existe una «cierta disparidad» entre la fecha de notificación y la fecha en la que produce efectos.

De media, en abril hubo 650.180 trabajadores en ERTE, de los que 454.765 estaban en expedientes con exoneraciones a la Seguridad Social.

En comparación con el máximo de trabajadores en ERTE que se alcanzó en abril de 2020, justo hace un año, los trabajadores en ERTE se han reducido en casi 3 millones de personas según la fecha de alta y en 2,75 millones en función de la fecha de notificación. En ambos casos, el descenso en valores relativos es de más del 80%.

Casi un 31% de los trabajadores protegidos actualmente pertenece a la hostelería (servicio de comida y bebidas), con 196.639 afectados por ERTE, el 23,6% del total de afiliados a este sector. Esta actividad, junto con los servicios de alojamiento, concentran casi la mitad de los trabajadores en ERTE. En concreto, los servicios de alojamiento tienen a 104.461 trabajadores en ERTE, el 52,1% del total de sus afiliados.

Las actividades con mayor porcentaje de trabajadores en ERTE son las agencias de viaje (58,2% del total de sus afiliados); los servicios de alojamiento (52,1%), transporte aéreo (41,99%) y actividades de juegos de azar (33,8%), todas ellas incluidas entre los sectores ‘ultraprotegidos’ por los ERTE.

En términos absolutos, la actividad con mayor número de trabajadores en ERTE es el servicio de comidas y bebidas (hostelería), con más de 196.000 afectados, seguido de los servicios de alojamiento (104.461), del comercio minorista (50.145 empleados), del comercio mayorista (33.998), actividades deportivas y de entretenimiento (23.985 afectados) y agencias de viajes (21.789).

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

Economía | Comunidad de Madrid

El precio de la gasolina y del gasóleo sigue en descenso y sitúa a ambos por debajo de antes de la bonificación

precio gasolina gasóleo descenso

El precio medio de la gasolina y del gasóleo en España ha proseguido esta semana en descenso, abaratándose hasta casi un 3%, y ya sitúa a la gasolina y al gasóleo por debajo de los precios anteriores a la bonificación de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a partir del 1 de abril.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se ha situado esta semana en los 1,730 euros, tras retroceder un 1,927% con respecto a la pasada semana, encadenando así su segunda semana de caídas, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press.

Por su parte, el precio medio del gasóleo ha descendido hasta los 1,821 euros por litro, con una caída del 2,93% con respecto a la pasada semana, para su cuarta semana de descensos.

Además, la brecha entre ambos carburantes sigue así recortándose y ya es tan sólo de algo más de nueve céntimos a favor del diésel frente a la gasolina, aunque suma ya 16 semanas seguidas en esta situación.

Con estos niveles de precio tras las últimas caídas, ambos carburantes se mantienen lejos de los máximos que tocaron este verano, cuando en julio la gasolina alcanzó los 2,141 euros y el gasóleo los 2,1 euros.

Asimismo, la gasolina se mantiene por debajo de las cifras de antes de la entrada en vigor de la ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a finales de marzo –1,818 euros litro–, mientras que en el caso del gasoil se sitúa por primera vez por debajo de él –1,837 euros–.

Este importe medio de ambos carburantes incluye los impuestos, pero no refleja el descuento que entró en vigor desde el pasado 1 de abril de al menos 20 céntimos por litro, ya que hay rebajas superiores, dependiendo de la petrolera y de las promociones a los clientes fidelizados.

Contando con esa subvención, el precio del litro de gasolina sería de 1,530 euros, mientras que el del gasóleo se situaría en los 1,621 euros, en ambos casos claramente inferior a los que marcaba a finales de marzo, antes de la entrada en vigor de la ayuda.

El Gobierno se está replanteando si mantiene esta bonificación enfocada a algunos sectores y no de forma universal o la elimina, dado su elevado coste y la falta de progresividad de la misma.

UN 14,6% Y UN 32,3% MÁS CAROS QUE HACE UN AÑO

Sin tener en cuenta la subvención, el precio del litro de gasolina es un 14,6% más caro que hace un año, mientras que en el caso del gasóleo el precio es un 32,34% superior.

No obstante, aplicando la bonificación de 20 céntimos por litros, el precio medio del litro de gasolina es apenas un 1,39% superior, mientras que en el caso del gasóleo es casi un 18% superior a hace un año.

Estas cifras se registran en un entorno de precios elevados del crudo en el actual contexto, marcado por la guerra en Ucrania. Así, este jueves el barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba alrededor de los 87,2 dólares, mientras que el Texas americano se intercambiaba en torno a los 80,8 dólares.

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos. Además, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de los carburantes, sino que lo hace con un decalaje temporal.

NIVELES DE LA UE

Con estos niveles, el precio de la gasolina sin plomo de 95 y sin tener en cuenta la subvención, se mantiene en España por encima de la media de la Unión Europea, situada en 1,713 euros el litro, pero por debajo del de la eurozona, con un precio medio de 1,763 euros.

En el caso del diésel, el precio en España es superior al de la media de la UE, que es de 1,808 euros, y similar al de la zona euro, con un precio de 1,828 euros.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

Economía | Comunidad de Madrid

El precio de la luz cae este jueves un 0,77%, hasta los 205,85 euros/MWh

luz jueves precio

El precio promedio de la luz para los clientes de tarifa regulada vinculados al mercado mayorista caerá el jueves un 0,77% con respecto a ayer, hasta los 205,85 euros por megavatio hora (MWh).

En la subasta, el precio medio de la luz en el mercado mayorista –el denominado ‘pool’– se sitúa este jueves en 150,08 euros/MWh. Así, el precio máximo se registrará entre las 21.00 y las 22.00 horas, con 175,8 euros/MWh, mientras que el mínimo para la jornada, de 123,41 euros/MWh, se ha dado entre las 05.00 y las 06.00 horas, según los datos provisionales del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE) recogidos por Europa Press.

A este precio del ‘pool’ se suma la compensación a las gasistas que tiene que ser abonada por los consumidores beneficiarios de la medida, los consumidores de la tarifa regulada (PVPC) o los que, a pesar de estar en el mercado libre, tienen una tarifa indexada, que para este jueves será de 55,77 euros/MWh.

UN 26,5% MENOS QUE SIN APLICARSE LA MEDIDA

En ausencia del mecanismo de la ‘excepción ibérica’ para topar el precio del gas para la generación de electricidad, el precio de la electricidad en España sería de media unos 280,06 euros/MWh, lo que supone unos 74,2 euros/MWh más que con la compensación para los clientes de la tarifa regulada, que pagarán así un 26,5% menos de media.

El ‘mecanismo ibérico’, que entró en vigor el pasado 15 de junio, limita el precio del gas para la generación eléctrica a una media de 48,8 euros por MWh durante un periodo de doce meses, cubriendo así el próximo invierno, periodo en el que los precios de la energía son más caros.

En concreto, la ‘excepción ibérica’ fija una senda para el gas natural para generación de electricidad desde un precio de 40 euros/MWh en los seis meses iniciales –hasta el 15 de diciembre–, y posteriormente, un incremento mensual de cinco euros/MWh hasta la finalización de la medida.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas