Conecta con nosotros

COVID19 | Comunidad de Madrid

La UE pacta un certificado Covid sin gratuidad para las PCR que se aplicará a partir del 1 de julio

EUROPA PRESS.- La Unión Europea ha llegado este jueves a un acuerdo para crear un certificado europeo que facilite desde este verano viajar a los europeos que hayan sido vacunados contra el coronavirus, tengan anticuerpos o dispongan de una PCR negativa, después de que el Parlamento europeo cediera ante los Veintisiete y renunciara a la gratuidad que exigía para los test.

El documento, que será multilingüe,gratuito y se expedirá tanto en soporte digital como físico, se llamará finalmente «Certificado Covid digital de la UE» y será válido en toda la UE desde el 1 de julio.

El certificado no librará de manera automática al viajero de tener que cumplir restrictivas al llegar su destino, como el cumplimiento de una cuarentena o un nuevo test PCR, pero sí recoge el compromiso de los Estados de miembro de abstenerse en principio de imponerle este tipo de medidas adicionales.

«Fumata blanca: Tenemos un acuerdo sobre la propuesta para un Certificado Covid digital europeo», ha anunciado el comisario de Justicia, Didier Reynders, a través de las redes sociales tras varias horas de negociación con el Parlamento europeo y los Veintisiete.

«El Parlamento europeo no ha conseguido lo que exigíamos pero sí hemos mejorado sustancialmente las propuestas», ha asegurado el jefe negociador de la Eurocámara y eurodiputado socialista, Juan Fernando López Aguilar, al asumir que las capitales no han aceptado ni la gratuidad obligatoria de las PCR ni la exención de medidas restrictivas.

López Aguilar, que ha comparecido ante la prensa tras la quinta ronda de negociaciones que ha culminado en el acuerdo, ha querido destacar que el consenso logrado supone que el Consejo acepta el principio de restaurar el derecho de libre circulación en el espacio sin fronteras Schengen para todos los europeos y también que habrá una «reducción sustancial» del coste «insufrible» de los test.

El acuerdo alcanzado entre los negociadores del Consejo y de la Eurocámara, que deberá aún ser validado por los 27 y por el pleno del PE, prevé también que las restricciones que se apliquen a los viajeros titulares de este certificado sean «proporcionadas» y se fijen en función de lo que establezca el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Tales medidas deberán ser notificadas con al menos 48 horas de antelación por el Estado miembro a sus socios y a la Comisión, que informará a su vez al Parlamento europeo.

De este modo, el texto señala que los gobiernos nacionales deberán abstenerse de imponer medidas adicionales a los viajeros con este certificado, como el respeto de cuarentenas al llegar a destino o la realización de una segunda PCR, aunque no se fija una directriz obligatoria porque se trata de competencias nacionales.

Finalmente, la Eurocámara no ha logrado el objetivo de que todas las PCR que se realicen vinculadas al certificado sean gratuitas pero sí se contempla que puedan destinarse fondos adicionales para costearlos y que estas pruebas deberán ser «asequibles» para los europeos.

Ya existía un acuerdo entre las instituciones para destinar unos 100 millones de euros del instrumento de emergencia para apoyar a los países en la compra de test PCR y de antígenos, pero con el acuerdo se contempla que se puedan destinar más recursos más adelante, sin precisar una cifra.

Todas las instituciones de la UE, además, dejaron claro que este certificado no debía ser entendido como un documento de viaje o pasaporte que otorgue derechos en materia de libre circulación entre otras razones, sino de un certificado con información médica básica para facilitar los desplazamientos.

El reglamento diseñado para su funcionamiento, en todo caso, está vinculado a la pandemia y se prevé una aplicación de doce meses, plazo tras el que quedará en suspenso.

 

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
- Publicidad -

COVID19 | Comunidad de Madrid

La séptima ola de Covid-19 sigue en descenso y hay un 17,6% menos de ingresos en planta, aunque la UCI crece un 2%

séptima ola de Covid-19

  • Colmenar Viejo y Barajas continúan a la cabeza en incidencia acumulada en la región y en el ranking de los distritos de Madrid

EUROPA PRESS – La séptima ola de Covid-19 que arrancó el pasado 14 de marzo ha confirmado una semana más que está en fase de descenso, con una bajada del 36% en los nuevos casos de SARs-CoV-2 detectados en los últimos siete días y una reducción del 17,6% en los ingresos en planta, aunque la UCI ha crecido un 2%.

En concreto, en la última semana, entre el 25 y el 31 de julio, se contabilizaron un total de 3.125 nuevos casos entre este colectivo, con una caída del 36% en la población mayor de 60 años, según figura en el informe semanal sobre la situación epidemiológica de la Consejería de Sanidad.

A nivel asistencial, en la última semana han precisado ingreso hospitalario un total de 913 personas y 61 en cuidados intensivos, permaneciendo ingresados al final de la misma 1.253 afectados en planta y 76 en UCI.

Esto supone un descenso del 17,6% de los ingresados en planta y un incremento del 2% de los ingresados en cuidados intensivos respecto de los casos que permanecían ingresados al final de la semana anterior.

INCIDENCIA POR ENCIMA DE 1.000

La incidencia acumulada a 14 días en este grupo poblacional se sitúa en 498,2 casos por cada 100.000 habitantes. Del total, el 75,7% de los casos tenían algún factor de riesgo para Covid-19.

Dentro de este grupo poblacional, los mayores de 90 años se sitúan a la cabeza con una incidencia acumulada a 14 días de 1.145,4 casos, seguidos de las personas con entre 80 y 89 años, con una incidencia de 692,9.

Mientras, la incidencia acumulada a siete días, la que marca el comportamiento a corto plazo, se sitúa en 194,3 casos por cada 100.000 habitantes en mayores de 60 años.

COLMENAR VIEJO Y BARAJAS, A LA CABEZA

En cuanto a la distribución geográfica de los casos, Colmenar Viejo continúa una semana más a la cabeza de los grandes municipios madrileños, con 767,1 casos por cada 100.000 habitantes. Le siguen San Sebastián de los Reyes, con 632,2, Coslada, con 579,1, y Alcalá de Henares, con 595,1.

A la cola se encuentran Torrejón de Ardoz (353,7), Collado Villalba (402,2), Alcorcón (402,3) y Las Rozas de Madrid (410,9).

Por su parte, la ciudad de Madrid registra una incidencia acumulada a 14 días de 444,7 casos por cada 100.000 habitantes, tras contabilizar 3.831 nuevos casos en la última semana entre las personas mayores de 60 años.

A la cabeza de los 21 distritos en este indicador están Barajas, con 579,3 casos, Moratalaz, con 560,1, Hortaleza, con 542,5, y Villaverde, con 514 casos. Por contra, a la cola están Retiro (314,5), Salamanca (334,9), Tetuán (356,5), Villa de Vallecas (368,5) y Fuencarral-El Pardo (376,7).

VACUNACIÓN Y SUBLINAJES DE ÓMICRON

En cuanto a la vacunación, hasta el 31 de julio habían recibido la pauta completa el 95,2% de los madrileños adultos (5.273.663), mientras que el 96,5% había recibido al menos una dosis (5.344.899). Además, el 63,7% contaba con una dosis de recuerdo (3.525.636).

Respecto a la vacunación infantil para niños entre 5 y 11 años, un total de 202.203 contaba con la pauta completa (41,2%) y 269.107 había recibido al menos una dosis (54,8%).

En la última semana, la variante predominante en la región sigue siendo ómicron con el 100%, identificándose en el 96,8% de las muestras a los sublinajes BA.4 y BA.5.

14 BROTES CON 139 CONTAGIOS

En el periodo analizado se han registrado un total de 14 brotes en residencias de ancianos y centros sanitarios asistenciales y sociosanitarios que dejaron un balance total de 139 contagiados.

La mayoría de ellos, 12, se han contabilizado en residencias de ancianos, con 129 afectados. Además, se han registrado dos en centros sanitarios asistenciales, con 10 infectados.

Se considera brote de Covid-19 cualquier agrupación de tres o más casos con infección activa en los que se ha establecido un vínculo epidemiológico.

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo

COVID19 | Comunidad de Madrid

La fatiga es el síntoma persistente de Covid-19 más común en diferentes variantes del virus

fatiga síntoma Covid-19

EUROPA PRESS – La fatiga es el síntoma persistente de Covid-19 más común en diferentes variantes del virus, según han comprobado un grupo de investigación liderado por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Pathogens’, han comparado los síntomas al inicio y seis meses después de tres grupos de pacientes infectados con diferentes variantes (Wuhan, alfa y delta) del SARS-CoV-2 que requirieron hospitalización.

«Al mantenerse constante a través de las variantes, puede ser uno de los criterios clínicos clave para la definición de esta enfermedad. No obstante, la gran cantidad de síntomas asociados con el SARS-CoV-2 complica establecer un único criterio diagnóstico», ha dicho el catedrático del Departamento de Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Rehabilitación y Medicina Física de la URJC, César Fernández de las Peñas.

Según el estudio, los pacientes infectados con la variante de Wuhan tuvieron de media más síntomas en la fase aguda de la enfermedad que el resto de variantes, siendo fiebre, disnea (dificultad para respirar) y síntomas gastrointestinales los más comunes, mientras que con la variante delta había más cefalea y anosmia (pérdida de olfato).

A juicio del doctor, la presencia de anosmia en la variante delta determina que no se debería hablar de una gripalización del SARS-CoV-2. «Estas diferencias se han ido observando en la clínica a lo largo de las diferentes olas, pero hemos sido los primeros en compararlos de forma sistemática en un estudio científico», ha destacado.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores revisaron los datos de los 200 pacientes durante su hospitalización. A los 6 meses del cuadro agudo, se realizaron entrevistas telefónicas para conocer la situación y sintomatología de esas personas tras la hospitalización. La fatiga tuvo una persistencia similar en los tres grupos de pacientes, aunque existieron múltiples síntomas con todas las variantes del virus.

Aquellos infectados con la variante de Wuhan, tenían un mayor número de síntomas persistentes (3 frente a 2 del resto de variantes) y la disnea fue el más frecuente. Los pacientes con delta reportaron más alopecia. «Parece que la incidencia de COVID persistente puede ser menor conforme pasa el tiempo y ante la presencia de nuevas variantes como ómicron, probablemente condicionado por la vacunación, pero sigue siendo un problema grave dado el gran número de contagios que ocurren», ha argumentado el investigador del Departamento de Medicina de la UCM y coautor del trabajo, Juan Torres Macho.

Además de la URJC y la UCM, en la investigación han participado el Hospital Clínico San Carlos, la Universitat de València, el Hospital Universitario Infanta Leonor-Virgen de la Torre y la Universidad de Aalborg (Dinamarca).

¿Te gusta este contenido?, ¡compártelo!
Continuar leyendo



Más Leídas